Pròleg, más que una librería feminista

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Empresarial

Llibreria Proleg1

Con 28 años de funcionamiento, Pròleg, la primera librería de temática exclusivamente feminista de Barcelona, sigue haciendo frente a un mercado adverso. Más que una librería, es un compromiso de largo recorrido pasado y futuro con las mujeres.

 

Àngels Grases y Núria Monrós son las gestoras de Pròleg y afirman que se trata de un proyecto al que se sumaron otras mujeres que hacen posible que se mantenga en pie esta librería, fundada en mayo de 1991, después de la cuarta Feria Internacional del Libro Feminista realizado en Barcelona.

La Independent habló con sus fundadoras de las cuales entrevistó a Àngels Grases. Ambas aseguraron no es solo ofrecer literatura escrita por mujeres, sino que hay que agregar el compromiso con una lucha y reivindicación de derechos.

Pròleg es una librería que ha sobrevivido a las amenazas de la nueva tecnología en el mercado editorial, a la falta de recursos y a la diversificación del pensamiento político y lucha feminista, así como a tantos otros aspectos que con frecuencia se ciernen sobre un emprendimiento.

La necesidad de nutrir el activismo feminista para que obtenga los derechos que reclama es una convicción que ha mantenido a esta librería, la cual, hoy por hoy, es un punto de referencia en Catalunya y el Estado Español en la difusión de escritura hecha por mujeres.

Para la entrevistada, Pròleg es un desafío continuo que, tanto ella como Monrós, no dudan de seguir asumiendo. Continúan con sus programas pioneros de talleres literarios, una agenda anual de programación variada ajustada al momento y con mujeres que están surgiendo en el panorama literario, que en conjunto representa un gran aporte al conocimiento y discusión feminista.

 

Pròleg. Angel Garses

Àngels Grases en Pròleg.

 

A pesar de las diversas dificultades que se han cernido y recaen sobre el proyecto que representa Pròleg, ¿qué motiva a continuar?

Nosotras estamos convencidas de que cubrimos un espacio político de mujeres. Somos la librería feminista y el movimiento es nuestro principal apoyo. Este espacio es más que una librería, es un espacio político e independiente, porque hacemos política de mujeres. Ha habido momentos en que hemos sobrevivido precariamente y por ello nos hemos visto obligadas a hacer ajustes con el fin de continuar ofreciendo un servicio, porque lo consideramos necesario en esta senda.

 

Simultáneamente a la venta y promoción de la literatura hecha por mujeres, ¿qué otro tipo de actividades realizan?

Sí, hacemos otras actividades. Fuimos pioneras de los talleres de literatura, nuestra agenda consta de seminarios, debates, conversatorios; ahora cada vez menos porque muchas librerías, centros cívicos, ayuntamientos, bibliotecas, también lo están haciendo.

Nosotros nos hemos quedados con las actividades que nos funcionan como la tertulia literaria con mujeres y para mujeres. Aunque la participación está abierta a lo masculino, nuestra base y criterio son las mujeres. Es una actividad que ya tiene 22 años de trayectoria y con buenos resultados. Está apoyada netamente por las mujeres, que lo creen imperioso, porque subvención no hemos tenido. Es un esfuerzo difícil que vale la pena y nos llena de satisfacción.

 

¿Cuál es el estilo de literatura o la autora que más demanda tiene?

Lo que más piden nuestras usuarias es el ensayo, la novela, la poesía; sin embargo, es el ensayo, por razones obvias, el que mayor demanda tiene. Podemos decir que tenemos un fondo que no tienen otras librerías, eso nos pone a la vanguardia.

 

¿Cuál es el criterio que tienen para elegir el libro que aparece en los estantes de Pròleg?

Sobre todo, que no sea machista y que tenga un rigor histórico de verdad. Conocemos a las autoras, a las editoriales, ahora ya tenemos experiencia y podemos decir qué queremos y qué no es conveniente, la trayectoria ya nos ha dado un grado de conocimiento muy importante.

Continuamos vendiendo a las clásicas como Virginia Wolf, Simone de Beauvoir, Betty Friedman y, ahora, las contemporáneas que son muchas. Afortunadamente, hoy se está escribiendo muy buena literatura feminista y ahora hay para escoger. Hace unos cuantos años, cuando empezamos, no había un libro de violencia de género, ahora ya tenemos varios estantes con literatura sobre violencia de género y otros temas que hace unos años eran impensables dentro de la temática feminista.

 

Si llegase alguien y dice que nunca ha leído sobre feminismo y quiere introducirse en el tema de violencia de género, ¿con qué texto se podría introducir en la temática?

Si, por supuesto. Ya podemos decir, empieza con este, luego lees este y luego este; aparte de nuestro oficio de ser libreras ya tenemos una especialidad y es la que nos ha permitido permanecer en el mercado.

Es un compromiso con el tema, con la lucha. Desde que abrimos acá en Barcelona han cerrado muchas librerías, pero eran librerías de temática general, creo que aparte de que nos apasiona nuestro trabajo, nos ha aguantado el que somos especialistas en el tema de género.

A pesar de que hay muchas que incluyen la literatura feminista, no la tienen como especialidad, eso hace la diferencia y que aguantemos; aunque todas las librerías incluyan algunos títulos de literatura femenina, no lo hacen como una especialidad, lo cual nos permite estar a la vanguardia del tema.

Por ejemplo, el libro "Feminismo para principiantes" de Nuria Varela, ya lo tienen en todas las librerías, pero antes Pròleg era en la única donde lo encontrabas. Esa es la dinámica del mercado, nos engranamos a él y ello nos ha permitido ser especialistas en la materia.

 

Hace unos años el tema feminista no hacía parte de la agenda política, ahora para los gobiernos es un tema no solo obligado, sino que suma en sus propósitos políticos, ¿eso les ha permitido apuntalar el proyecto?

Sí, claro. Ahora el tema es obligado en la agenda de los gobiernos; sin embargo, parecen temerle al avance del tema feminista, que a veces se convierte en una amenaza porque ven su preeminencia y lo miran con cierto desdén, quizá con el ánimo de quitarle fuerza, de no asumir el compromiso o evitar su evolución, pero a nosotros ese aspecto nos beneficia y es parte del estímulo que nos mueve cada día.

 

¿Cómo logran traer literatura escrita por mujeres de todas partes del mundo?

Si las autoras editan en España, es fantástico; pero si no son publicadas acá lamentamos no tenerlas en nuestra librería porque no tenemos contacto directo con distribuidoras, por costos nos es imposible. Aunque sabemos que hay autoras muy buenas de otros países, si no tienen una buena distribuidora, un buen contacto o un buen agente literario, lamentamos no poder tenerlas, solo podemos tener las que son editadas por las editoriales españolas.

 

 Llibreria Proleg2 Llibreria Proleg3

Pròleg es un espacio construido con el sentido y la sensibilidad feminista. Una librería ubicada en una de las calles más auténticas de Barcelona, el carrer de Sant Pere Més Alt, a solo dos calles del Palacio de la Música y con un ambiente que inspira y motiva.