Las mujeres, en primera línea en la prevención de incendios

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

 PVI Anita Figuera 2

 

Este pasado 15 de junio se ha puesto en marcha, como cada verano, y hasta principios de septiembre, el Plan de Información y Vigilancia contra Incendios Forestales (PVI) de la Diputación de Barcelona.

Se trata de un dispositivo activo en la demarcación de Barcelona que lleva a cabo cada año un conjunto de acciones informativas, disuasorias y de anticipación, con el objetivo de evitar los incendios forestales en toda la provincia.

La coordinación de este PVI se lleva desde la Oficina Técnica de Prevención Municipal de Incendios Forestales y Desarrollo Agrario de la Diputación de Barcelona, ??donde se trabaja todo el año en el mantenimiento de infraestructuras forestales sobre el terreno en tareas tales como ayudar a los ayuntamientos el mantenimiento de las franjas de protección perimetral para prevención de incendios en las áreas residenciales o en tareas de gestión forestal como en las claras de mejora en los bosques en colaboración con los propietarios forestales.

En la oficina trabajan 40 ingenieros/as forestales donde además de la prevención de incendios se trabaja también en el área de desarrollo agrario; una de las ingenieras técnicas que trabaja, Katia Saint-Prix, es una de las profesionales responsables cada año del despliegue del PVI. "Los objetivos del PVI son evitar incendios, sensibilizar a la población, identificar puntos de riesgo y disuadir de conductas imprudentes que pueden provocar fuego como hacer hogueras o tirar petardos en el bosque; también se hace una tarea de vigilancia haciendo seguimiento de las columnas de humo para evitar desplazamientos no necesarios de los equipos de extinción, haciendo de guías para estos equipos que a menudo no conocen las vías de acceso y colaborando con los dispositivos de prevención y extinción ", nos explica la ingeniera sobre el PVI.

 

 

PVI Katia SaintPrix Diputació

 

Este dispositivo temporal de prevención de incendios, que se inició como prueba piloto en 1996 y posteriormente se va extendiendo a las diferentes comarcas de la provincia de Barcelona, ??está desde el 2001 presente cada año en todas las comarcas de la provincia, cubriendo 475.502 Ha forestales y 269 municipios de todo el territorio.

Cada año se contrata personal específico para trabajar; según Katia Saint-Prix, "este año hemos contratado 257 personas: 6 ingenieros / as de apoyo, 182 informadoras, 40 vigías y 29 operadores / as de comunicaciones, a estas personas las formamos durante una semana en temas como normativa contra incendios, conducción o progresión vertical antes de su despliegue por el terreno "

Los informadores e informadoras hacen principalmente una tarea de sensibilización y vigilancia por todo el territorio, en turnos de 12.30 a 19.30h diariamente, mientras que las vigías están situados a 20 puntos o torres de vigilancia para localizar los fuegos y columnas de humo. . Por su parte, los operadores y operadoras de comunicaciones se sitúan en los 22 centros de control que se instalan durante la campaña en los parques de bomberos de la provincia que realizan las tareas de extinción de los incendios y están permanentemente en contacto con los / las vigías y las unidades móviles de información y vigilancia para recibir o solucionar las incidencias.

Los coordinadores como Katia, son un equipo de 6 personas que trabajan todo el año para preparar y coordinar todo el operativo, que se rige por protocolos de actuación determinados muy específicos. Muy cerca de la oficina técnica, que se sitúa en el edificio del Reloj que ocupa la Diputación de Barcelona en el recinto de la Escuela Industrial de Barcelona, ??es también el Centro de Control central, donde dos operadores de comunicaciones hacen seguimiento de todas las comunicaciones provenientes de los diversos controles centrales repartidos por territorios.

 

 

PVI control central diputació

 

 

Las mujeres, también protagonistas en la lucha contra los incendios forestales

Que la prevención de los incendios sobre el terreno es una tarea que implica a mujeres y hombres por igual es evidente; esto se puede ver en las Agrupaciones de Defensa Forestal o ADFs, que están desplegadas por el territorio desde hace justo 30 años, formadas por propietarios forestales, granjeros/as y voluntariós/as de entre los vecinos de los pueblos, y que principalmente ayudan en las tareas de extinción a los bomberos y también en la gestión de infraestructuras forestales.

También colaboran con la Diputación de Barcelona en la planificación y gestión del PVI, que también se coordina con los programas de otras instituciones, como los servicios de extinción de incendios y servicios forestales de la Generalidad de Cataluña.

Según Katia Saint-Prix, "las ADFs son una figura clave en el territorio, ya son gente que viven allí y conocen muy bien el terreno; trabajamos e intercambiamos información con ellas continuamente, incluso compartimos frecuencia de emisora, ya que de hecho el dispositivo del PVI aprovechó la red de comunicaciones que los ADFs ya utilizaban ".

La Diputación de Barcelona convoca anualmente los Premios a la Prevención de los Incendios Forestales, con el objetivo de galardonar la labor que realizan las Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF) y precisamente el año pasado, uno de los galardones, el Premio Honorífico Joaquim Maria de Castellarnau, de reconocimiento público a la trayectoria de una persona en relación a la prevención de los incendios forestales estuvo por primera vez para una mujer, Anita Figuera Bacardit.

 

PVI MerceConesa AnitaFiguera

 

 

Nacida en Higuera de Aguilar de Segarra en 1934, Anita Figuera es vecina de Bisoca de Castelltallat, en Sant Mateu de Bages y viuda de José María Duocastella Morera, muerto en 2011, y miembros ambos del agrupación de Defensa Forestal Amigos del Bosque Bages-Anoia desde su fundación en 1986.

Según la presentadora del acto de entrega de los premios del año pasado, la actriz Anna Barrachina, Anita es "una mujer de campo que vela por el territorio con la misma intensidad que vela por su familia. Una mujer que no ha pensado que la prevención y la extinción de incendios sea sólo una cuestión de hombres; una mujer que cuando sienten olor a humo cogen el móvil y la emisora ??y suben a lo más alto para ver de donde sale; una mujer de la tierra, que vela por si las mangueras están a punto en las botas de la ADF por si hay que utilizarlas ".

Y es que hay mujeres, como Anita Figuera, a quien la suegra, cuando se casó, le preguntó si tenía "vestido para ir a apagar fuego". Con sus 84 años, Anita aún colaboran labora con las tareas de vigilancia y prevención de los incendios en su zona; "yo sólo soy una campesina que tiene una vista privilegiada; estoy a 850 metros de altitud y veo todo el territorio; cuando hace mucho sol en verano me pongo al balcón a ver si hay fuego; para mí es algo normal, lo hace mucha gente de aquí, muchas mujeres de campo "." en cuanto eran chicos ya nos mentalizado de esta tarea de prevenir incendios, porque es una zona de muy bosque y de poca pasto; lo llevamos en la sangre la preocupación por el bosque ", explica esta mujer comprometida con su medio.

 

 

PVI Anita Figuera 1

 

 

Anita Figuera, que recuerda cuando se comunicaban con emisoras piratas y ayudaban en las tareas de prevención y extinción de incendios mucho antes de que hubiera las ADFs y el PVI, cuando había que pagar a los bomberos para apagar los fuegos, ha pasado momentos difíciles en su lucha contra el fuego: "he visto el fuego pasar de un fin de montaña a otra y es muy triste; se queman bloques de pinos enteros y el viento hace desplazar el fuego de una montaña a otra en pocos segundos "Sobre todo recuerda uno de los momentos más duros de su vida, cuando en julio del 98, durante uno de los último fuegos muy graves en la región su marido se quemó gravemente, pero también nos cuenta cuando también "preparaba tortillas y bocadillos y guardaba decenas de botellas de agua por si se necesitaba; ahora hay empresas de avituallamiento pero antes todo esto lo hacíamos las mujeres de campo ".

Aunque se lamenta de la creciente despoblación de la zona y de los pocos agricultores que quedan, que hace que haya más fuegos, ya que pocos se cuidan de la tierra, Anita está satisfecha por la gran implicación de las administraciones, como la Diputación de Barcelona, ??en la prevención de los incendios y también en los avances que se han logrado, como el uso de helicópteros en las tareas de extinción. "Por aquí vamos tirando; en todas las casas, las mujeres de campo tenemos móviles y emisoras, ahora también podemos los ordenadores con internet; sólo hay que poner un poco de interés y así se puede salvar el territorio, simplemente todo el mundo se ponga ", nos expresa una optimista Anita Figuera.

 

 

PVI Cap del Collet de Biosca

 

 

Sensibilización y prevención como clave

Hay para ser optimistas, aunque no se ha acabado con la lacra de los incendios, que han dejado la mayor parte de la superficie forestal de la provincia de Barcelona en fase de reforestación; el efecto del despliegue de los PVI se ha dejado notar: "desde hace 20 años hemos visto como la superficie afectada por los incendios disminuye, y todo esto es gracias a la colaboración de todos los agentes implicados ya la gran inversión que en hace la Diputación, de 2 millones de euros; también han disminuido muchísimo las conductas imprudentes que provocan incendios ", explica la ingeniera Katia Saint-Prix.

Según la coordinadora del PVI, que gestionan 55.000 informaciones de media cada año, se ha mejorado la formación de los y las informadoras en tareas de prevención, más que en temas de vigilancia, y esos "van directamente donde hay afluencia de gente, no hacen vigilancia circular y esto ha mejorado la eficacia de la labor de sensibilización y disuasión de conductas de riesgo "; "Un aspecto que podríamos implementar quizás sería considerar alargar las tareas de sensibilización ciudadana en invierno", comenta Saint-Prix.

Lo que es evidente es que sin la colaboración y coordinación de todos los agentes implicados, esta tarea de prevención no sería posible; en el discurso de clausura del acto de entrega de los Premios a la Prevención de los Incendios Forestales de 2017, la presidenta de la Diputación de Barcelona, ??Mercè Conesa quiso reconocer "el esfuerzo y dedicación del colectivo de personas voluntarias, mujeres y hombres, que integran las ADF del conjunto del territorio, así como de todas aquellas personas que trabajan en defensa y preservación del territorio, especialmente para evitar incendios en el conjunto de bosques del país ". En esta línea, Conesa reiteró el compromiso de la Diputación de Barcelona en la defensa forestal y en hacer que los bosques sean espacios productivos y disfrutables.