miércoles 22 mayo 2024

miércoles 22 mayo 2024

El cuerpo humano reactiva un mercado moribundo

Periodista y escritora

OPINIÓN 

En el mundo sobran carretadas de productos inservibles, absurdos, que no tienen ninguna utilidad.

En el mundo sobran carretadas de productos inservibles, absurdos, que no tienen ninguna utilidad. Se producen miles de artículos que inundan un mercado saturado de artilugios inútiles. El mercado da síntomas de cansancio, todo está ya muy visto, muy anticuado. Hace falta renovarlo. ¿Y qué mejor que volver la mirada al cuerpo en una sociedad que ha entronizado el individuo como nuevo becerro de oro? Convertir el cuerpo humano en el nuevo objeto de consumo ha sido un invento genial que ha venido a revitalizar un mercado moribundo.

Y no me refiero a las necesidades vitales y básicas del cuerpo: alimentación, vestuario, hábitat, aditamentos para adornarlo, etc. No. Me refiero al cuerpo como objeto de transformación, un nuevo e infinito nicho comercial del que formamos parte todas y cada una de los casi 8.000 millones de personas que habitamos el mundo. Porque de lo que se trata es de crear falsas necesidades basadas en falsas ideas envueltas en falsos y transgresores ropajes.

El fenómeno “trans”, los vientres de alquiler y la industria del porno son los tres nuevos nichos de mercado que se han abierto gracias a eficaces campañas de marketing global que han tenido éxito debido a las prácticas de ingeniería social que se han venido aplicando en los últimos años, y de las que ya he hablado en otros artículos (Cómo hemos llegado hasta aquí). Si en este reflexionaba sobre la teoría política que se había seguido para que la sociedad aceptara ideas impensables e ignoradas hace apenas cinco años, en el presente me propongo responder al ¿Por qué hemos llegado hasta aquí? es decir, por qué se ha convertido el cuerpo humano en un objeto a explotar comercialmente.

El capitalismo da síntomas de agotamiento, los mercados ya no saben qué poner en circulación y el personal está inmerso en un sopor intelectual muy parecido a la catatonía. La mayoría somos como zombies, muertos vivientes que vagamos por el mundo sin saber ni por ni para qué: los Grandes Relatos (Cristianismo Redentor, Marxismo Emancipador, Iluminismo Igualitario y Capitalismo Consumista) han desaparecido, y los pequeños relatos se han fragmentado tanto que ahora cada uno se fabrica el suyo a su medida. El individuo es el centro del universo, y el mercado voraz, hambriento de nuevos productos, descubre que el cuerpo del ser humano es lo que en el siglo XXI hay que saber explotar.

La teoría de la “identidad de género” inaugura uno de los nuevos micro-relatos. Propaguemos que uno es hombre o mujer según la vivencia íntima, sin importar el sexo biológico, que pasa a ser irrelevante. Incentivemos el malestar con nuestros cuerpos, difundamos que se puede cambiar a voluntad, pregonemos urbi et orbi que cada uno es quien desea ser. Sigamos para ello la senda que iniciaron los homosexuales al reclamar el “matrimonio entre personas del mismo sexo”. Si al principio se pudo cree que ello iba a desestabilizar el mercado, al capitalismo, a la familia o al patriarcado, pronto se vio que no, que no solo no los desestabilizaba sino que abría nuevos y fructíferos mercados. Liguemos la causa a la de Gays y Lesbianas porque es una causa justa relacionada con los derechos humanos y nadie va a pronunciarse contra los derechos humanos. “Ser quien uno es” también es una cuestión de derechos humanos. Cuando el mercado se da cuenta de que cambiar de sexo no le hace ni un rasguño al capitalismo y mucho menos al patriarcado, se lanza en masa a entronizar ese micro relato que tanta felicidad va a proporcionar a un recién inventado “colectivo trans”, que todavía nadie ha definido con precisión. Un mercado que puede estar formado por millones de personas si hacemos una campaña eficaz.

El segundo micro-relato es que el del deseo de paternidad (más incluso que de maternidad) es también un derecho humano, y ya sabemos que nadie se opone a los derechos humanos. Aquí se trata de propagar la idea del altruismo, el deseo de formar una familia, la generosidad de las mujeres, la enorme felicidad que va a proporcionar tanto a los padres de intención como a las gestantes que alquilan su útero o las chicas que venden sus óvulos. Un mercado limpio, diáfano y en creciente expansión. ¿Representa un desafío para el patriarcado? Respondan ustedes.

Y por último (aunque hay otros micro relatos que no me da tiempo a explorar) está el de utilizar el cuerpo con fines erótico-comerciales: el porno clásico y las nuevas modalidades digitales: mujeres para la industria del sexo, chicas a las que se humilla, se veja, se agrede y casi se mata para felicidad de un mercado que puede estar compuesto por millones de personas a partir de los 8 o 10 años de edad. Otro gran desafío para el patriarcado, ¿verdad?

¿Y por qué creen ustedes que han triunfado estos micro-relatos? Porque han sido auspiciados y financiados globalmente por instituciones, multinacionales, gobiernos, y medios de comunicación. Me atrevo a afirmar que el objetivo es no solo incentivar el capitalismo y revitalizar el mercado, sino desactivar el único movimiento que representa un desafío para el patriarcado: el feminismo. Un feminismo real que se extiende no solo por Occidente, sino también por Irán, por Afganistán, por África, por China. Un feminismo imparable al que hay que poner freno con leyes absurdas, con la maquinaria comunicativa, con acusaciones risibles y amenazas de cancelación.

Porque el feminismo no solo es un relato. Es la única esperanza en este mundo falaz.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of Amada Santos

Amada Santos

Fotoperiodista i Socióloga. Activista Feminista, Defensora DDHH i Cooperant. Presidenta de la XIDPIC.Cat. Co-coordinadora i Editora de La Independent. Coordinadora Internacional a la RIPVG
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Estado Español: 7N por el derecho, justicia y libertad / La Independent / Notícies Gènere

El próximo cuatro de julio tendrá lugar en Madrid un encuentro convocado por todas...

Catalunya: Beca DevReporter 2018, la beca per a un bon periodisme social / La Independent / Noticies Gènere

La beca té l 8217 objectiu de fomentar el periodisme responsable que expliqui la...

Temes sobre la taula i llibres que cal llegir

Ha tornat a començar el curs i hem de reconèixer que els feminismes continuem tenint...