jueves 23 mayo 2024

jueves 23 mayo 2024

Editorial. Sin derechos para las mujeres sólo hay violencia

Este editorial fue escrito, el cambio de año, como un balance internacional sobre los derechos de las mujeres por la periodista Premio Nacional de Periodismo de México, Sara Lovera.

 

Progreso cero en 2010

simbol

Si pudiéramos obtener una fotografía nítida de la realidad de las mujeres en el mundo bajo las nevadas del invierno, las guerras persistentes, la violación de los derechos fundamentales,  hallaríamos una línea transversal dolorosa: la violencia contra ellas que  se sobresale  como un halo que afecta  a más de la mitad de la población.

Y a pesar de que en todas las regiones del mundo  se tiene conciencia de la situación, se desarrollan  políticas públicas, leyes y acciones, la dura realidad parece intocada y persistente de un lado al otro de la tierra  de El Congo a los países islámicos, de Greolandia a la Patagonia. 

La violencia contra las mujeres está  unida a la incapacidad global de disminuir la desigualdad entre hombres y mujeres. Hace poco más de un mes la jurista sudafricana Navi Pillay

Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, afirmó que “ninguna nación rica o pobre, sea una dictadura o una democracia, ha estado cerca de eliminar la violencia contra las mujeres”.

                               navi_pillay                        

Los informes de Amnistía Internacional, los balances de las Metas del Milenio, la relumbrante nueva oficina de Naciones Unidas llamada ONU Mujer o los informes estatales y regionales 

 

 

 

Las cifras son escandalosas seis millones, sesenta millones o  600 millones. El 60 por ciento de las mujeres en el mundo han sufrido actos de violencia, al menos una vez en su vida, por el único hecho de ser mujeres.  Los números son de proporciones pandémicas y es tan enorme  la cifra que congela cualquier dato de progreso.


Quizá esta realidad que puede pintar de rojo inmensas zonas geográficas, indica que  la violencia contra las mujeres es  por motivos de género pero no ocurre en el vacío.  Suele ser un problema vasto, de fracaso institucional, de normas que perpetúan o toleran los malos tratos, de relaciones entre los géneros peligrosamente distorsionadas o desiguales. En 2010 estas prácticas profundamente arraigadas echan por tierra cualquiera de los propósitos nacionales o internacionales para atajarla, como los de la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer que cumplió 15 años; o los informes de Desarrollo Humano que cumplieron 20 años o las Metas del Milenio, que aportan casi las mismas conclusiones.

 

Desequilibrios democráticos y las diversidades de la violencia

 

La guerra y los desastres no causan la violencia por motivos de género, pero la exacerban, o propician que estalle con mayor frecuencia. En 2010 tuvimos a mano las violaciones sucedidas por los desastres en Haití, la guerra en Afganistán y las cifras crecientes  de feminicidio  en América Latina y en zonas de guerra que  dejaron una  estela de violencia machista en Guatemala, México o Colombia.

 

El  contexto cuenta, la violencia no está en el vacío,  los débiles tejidos democráticos contrastan con algunos tímidos avances para las mujeres, como las cifras mundiales de cobertura educativa y el creciente  liderazgo político y social, aunque ellas sean  las principales víctimas de maltrato y que el número de abusos y asesinatos.

 

Los informes  siguen considerando a la violencia como el reflejo de la división sexual del trabajo, las barreras familiares relacionadas con el cumplimiento de las responsabilidades domésticas que se les atribuyen a las mujeres (disponibilidad de tiempo, carga familiar, tensiones entre las diversas actividades y funciones públicas y domésticas, poco apoyo de las parejas,) sean consideradas como  algunas de las dificultades y condicionantes que enfrentan las mujeres para lograr niveles de libertad y autonomía.

 

Ahondar en las diversidades de la violencia, es un asunto de las y los periodistas del mundo y de quienes buscan nuevos equilibrios democráticos. Mirar al mundo a vuelo de pájaro indica:

•  Desalojos forzosos masivos de personas que perdieron sus casas en África; por ejemplo, en Angola, Ghana, Kenia y Nigeria, que a menudo las sumieron aún más en la pobreza.

* Aumento de violencia intrafamiliar contra las mujeres, violaciones, abusos sexuales, y asesinatos y mutilaciones  en México, Guatemala, El Salvador, Honduras y Jamaica.

* Millones de personas migrantes en países de Asia y Oceanía, como Corea del Sur, Japón y Malaisia, fueron víctimas de explotación, violencia y abusos.

•Existe un brusco aumento del racismo, la xenofobia y la intolerancia en Europa y Asia Central.

•En Oriente Medio y el Norte de África se produjo un aumento de la inseguridad a causa de los ataques de grupos armados –algunos de ellos aparentemente alineados con Al Qaeda– en Estados como Irak y Yemen.

•En todo el mundo, con millones de personas sumidas en la pobreza a causa de la crisis económica, energética y alimentaria, muestran  la urgente necesidad de abordar los abusos que repercuten en la pobreza.


Algunas de las recomendaciones en 2010 para frenar esta situación que pone en peligro los derechos adquiridos por las mujeres en los últimos cien años, indican que los gobiernos deben rendir cuentas por los abusos contra los derechos humanos que causan y agravan la violencia de generó en todo el mundo.

 

Las mujeres, especialmente las pobres, son las más afectadas. Aproximadamente 500.000 mujeres murieron por complicaciones derivadas del embarazo; la discriminación de género, las violaciones de los derechos sexuales y reproductivos, y la negación del derecho a atención medica son  causas directas de la mortalidad materna.

 

La suma y resta en todo caso, es cero progreso en los derechos de las mujeres.

 

Sara Lovera es responsable de las Relaciones Institucionales Internacionales de La Independent.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Ngozi Okonjo-Iweala, primera mujer en la dirección del WTO

8220 Soy la candidata más adecuada declaró recientemente Ngozi Okonjo Iweala para este cargo...

Internacional: reclaman más protección para las y los periodistas en todo el mundo

La FIP lanza su campaña para terminar con la impunidad con la presentación de su...

El 7 de junio y el Periodismo Feminista

Celebramos Si debemos celebrar que el Periodismo feminista lentamente se ha instalado en la...