jueves 25 abril 2024

jueves 25 abril 2024

L’Altre. Festival Internacional de Artes Escénicas y Salud Mental

bus cami 1

 @ Kati Riquelme

Entrevista a Beatriz Liebe y Manel Anoro, que dirigen  L’Altre. Festival Internacional de Artes Escénicas y Salud Mental, que se celebrará el fin de semana del 10 al 12 de junio. 

 Detrás hay una asociación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal promover la interacción entre las artes escénicas y la salud mental.

 MG 6909

@ Kati Riquelme

Hablamos con Manel Anoro, director del festival y médico de familia y Beatriz Liebe productora ejecutiva del festival.

¿Nos podéis explicar la historia del festival y como habéis afrontado las dificultades que los años de pandemia hayan implicado?

B.L. (Beatriz Liebe): El festival tiene como antecedente la compañía La Trifulga de los Fútiles, una iniciativa de Josep Clusa que iniciaron juntamente con Lourdes Saumell y Manel Anoro. En el año 2014 Manel tuvo la idea de hacer un festival que vinculara estos dos conceptos: las artes escénicas y la salud mental, como la compañía, y me contactó para compartir la idea y ver si quería colaborar. Y así fue. Tomamos un café en la librería Laie y salimos con un calendario, unas ideas iniciales de plan de trabajo, unos primeros objetivos… cómo pasa con muchos proyectos.

Respecto a los años de pandemia, la mayor dificultad era la imposibilidad de la presencialidad. L’Altre Festival siempre nos lo hemos planteado como un “ente amebístico” que se tiene que adaptar a todo, y tenemos como máxima trabajar con lo que tenemos, no con lo que no hay. Por lo tanto, pusimos encima la mesa, por un lado, todos los ingredientes con los que podíamos contar y por otro nuestros objetivos fundacionales y, a partir de aquí: ¡creatividad al poder! Así surgió la idea (en un momento de insomnio de Martina Cumova, responsable de comunicación y relaciones internacionales del Festival) de hacerlo itinerante, visitando las residencias y actuando desde la calle para las personas que estaban en los balcones o ventanas, o visitando las compañías en sus casas.

M.A. (Manel Anoro): L’Altre Festival se crea el 2015 a partir de la idea de reunir compañías escénicas de todo el mundo vinculadas con la salud mental. Desde entonces el Festival se ha celebrado anualmente en el recinto de la Fabra y Coats de Barcelona programando compañías profesionales y aficionadas que se han presentado a la convocatoria previa. Durante la pandemia L’Altre Festival continuó abriendo puertas pero, debido a las restricciones, el formato fue más pequeño e itinerante.

 MG 5479

@ Kati Riquelme

l altre equip

 @ Kati Riquelme

Creéis que la pandemia ha agraviado y ha hecho aflorar más problemas de salud mental?

B.L.: Afortunadamente a L’Altre Festival, como acontecimiento la pandemia no le ha afectado mucho, pero a nivel de empatía con todos los problemas de salud mental que está comportando la circunstancia en nuestra comunidad y más allá, evidentemente que sí: falta de contacto con otras personas, miedos, incertidumbres.

M.A.: Evidentemente los confinamientos, las restricciones en la interacción social, las dificultades para ver y cuidar a personas queridas, la pérdida de familiares y el miedo generado han sido y son causa de sufrimiento mental generalizado

unnamed

  Manel Anoro, Beatriz Liebe i actor. @El Otro Festival (Rosario)

Conocéis otros festivales similares y establecéis vínculos y colaboraciones con ellos?

B.L.: Festivales exclusivamente de artes escénicas y salud mental, no. De cine y salud mental, de artes y salud mental y de discapacidad y artes escénicas, sí. En Barcelona: el ciclo Vores i Ales del Centro Cívico Can Felipa y el Inclús, Festival Internacional de Cine y Discapacidad de Barcelona. En Valencia el Festival 10 Sentidos. En Terrassa el año pasado nació el CreativaMent . El Mental. Festival da Saúde Mental en Portugal; el Unlimited , en el Reino Unido; el Festival Na Hlavu, en Praga. Hemos establecido algunas colaboraciones puntuales, pero no mucho más allá. Coincidimos en diferentes contextos con otros muchos proyectos con los que tenemos aspectos en común, compartimos experiencias, sobre todo.

M.A.: Hay varios Festivales similares en todo el mundo puesto que la materia prima que conforma L’Altre Festival es universal: artes escénicas y salud mental. Quizás la propuesta más parecida es El Otro Festival que se celebra en la ciudad argentina de Rosario y que se inspiró en nosotros para nacer.

Como definís el estigma en salud mental y de qué manera L’Altre Festival ayuda a combatirlo?

B.L.: El estigma en salud mental, para mí que no soy una experta, creo que viene de la gran ignorancia que sufrimos como individuos y como sociedad sobre la enfermedad mental, alimentada además por unos imaginarios que no tienen nada que ver con la realidad. Esto confrontado con el miedo de ver nuestra propia vulnerabilidad al respecto, hacen el cóctel perfecto.

Uno de los objetivos de L’Altre Festival es generar espacios de encuentro, entre personas con y sin problemas de salud mental, esto es la fórmula más básica, no hay como el contacto social con el otro para romper cualquier estigma o idea preconcebida, es matemático. El siguiente grado sucede cuando el micrófono lo tiene la persona que no lo acostumbra a tener y si, además, usa el lenguaje artístico, aumentan exponencialmente las posibilidades de comunicación, de desestigmatitzación, en este caso.

M.A.: El estigma es una de las losas más grandes que sufre una persona con un diagnóstico en salud mental. La imagen negativa que la sociedad, medios de comunicación o la cultura han creado y transmitido de la persona con un diagnóstico ha hecho que el aislamiento y el sufrimiento de estas personas sea mucho mayor. Desde el Festival queremos dar la vuelta a todo esto mostrando una vertiente positiva y constructiva de la visión que se tiene de alguien que tiene un trastorno mental. Desde un escenario se tiene la capacidad de cambiar, a partir de las emociones y del relato, la visión del espectador. Asistir a L’Altre Festival es una de las maneras más efectivas de romper el estigma.

 MG 6397

 @ Kati Riquelme

Frida Praga

@ Kati Riquelme

¿Como afecta la discriminación de género en temas de salud mental, se sufre una doble discriminación?

B.L.: Yo creo que sí, a pesar de que no estoy particularmente informada al respeto, pero cito a la Federación de Salud Mental de Cataluña (2019): “las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres a las tareas de cuidados. Estas responsabilidades impiden disfrutar otras actividades”, como por ejemplo la creación artística o la asistencia a actos culturales. Este sería un primer factor.

Otra hipótesis que comparto con mi compañera Martina Cumova (pero de momento tenemos pocos datos y nos basamos más en la observación en el festival): hemos visto que en los grupos de teatro que dependen de un servicio de rehabilitación comunitaria de la red de salud mental, la representación de mujeres en algunos casos no llega al 20%, siendo que el teatro aficionado muchas veces es territorio de mujeres (los grupos en los centros cívicos, por ejemplo). Nosotros tendemos a pensar que las mujeres con problemas de salud mental se quedan más a casa o que, como que la actividad artística o de ocio inclusivo en este caso sustituye muchas veces la vida laboral ausente, no se considera que tenga que ser espacio para mujeres que, per se, ya estarían más en casa. Es una hipótesis muy a priori y vamos avanzando despacio en la recogida de datos.

M.A.: Por supuesto ser mujer y sufrir un trastorno mental hace más pesada la etiqueta. A esto, habría que añadir el peso de los cánones de belleza de nuestra sociedad y el peso que supone nadar contra la corriente cuando tu cuerpo y tu manera de hacer no concuerdan con lo que está de moda y se idolatra.

Festival09jun 26 1

 @ Kati Riquelme

¿Qué propuestas creativas se presentan este año el Festival?

B.L.: ¡Tenemos más de 30 propuestas programadas! Este año hemos hecho dos coproducciones: una con el Festival Mixtur, que es el espectáculo inaugural. La compositora japonesa Reiko Yamada hace una creación con la compañía La Trifulga dels Fútils, una procesión (itinerando) a medio camino entre semana santa y Akira Kurasawa, que rinde homenaje a su Dios del Sonido con un altavoz por las calles del Distrito de San Andreu, el título de la creación es Sosoveuveu. La otra coproducción es con el Festival Barcelona Poesía, el Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona (CCCB) y la Fundación Els Tres Turons, una colaboración de la poeta y actriz Berta Giraut con la compañía Teatro de Pacotilla, se llama El Club de Nada de Nada, el contenido es muy potente y el trabajo de interpretación está muy bien, disfrute asegurado. Después tenemos un encuentro entre dos compañías que han abordado el tema del suicidio: la checa Kolectiv Nesladim y la catalana Sala La Planeta. Nos ha parecido muy interesante ver dos perspectivas sobre un tema tan complejo y universal. A nivel de lenguaje, las primeras usan la audio-caminata por el espacio público y la segunda nos presenta un fragmento de su espectáculo de teatro Verbatim, las dos han trabajado a partir de testigos. Este año también programamos una sección completa dedicada a la danza, 7 espectáculos breves de compañías profesionales y aficionadas, de estilos y temáticas diversas, el público asiste a 4 piezas continuas y puede elegir entre dos itinerarios. El viernes hacemos matinal escolar por primaria y secundaria, que acompañamos además con actividades complementarias y el sábado por la noche tenemos un concierto de los Flamingo Galaxy, para recordar que la música es salud mental. Me dejo muchas cosas que querría destacar, pero podéis consultar la web para verlo todo.

M.A.: Más de 30 propuestas de teatro, danza, música y audiovisuales de procedencias diversas. La mayor parte provienen de compañías catalanas, pero también tenemos espectáculos que vienen de Mallorca, Alemania, Reino Unido o Chequia.

¿Cuál es la reacción del público al ver los espectáculos propuestos?

B.L.: Depende del espectáculo. Las propuestas son muy variadas: de género, de estilo, de temas, de origen de las compañías y proyectos, hay profesionales, aficionados, mixtas, creaciones comunitarias, artistas creando solos en medio de la montaña, música, danza, circo… lo único que tienen en común nuestros espectáculos es que se vinculan, de alguna manera, con la salud mental y comparten los valores del festival.

M.A.: La palabra es emoción. Hacer aflorar las emociones más profundas y bonitas es una de las calidades de L’Altre Festival y la esencia de las artes escénicas. Emocionar y transformar el público es uno de los objetivos mejor conseguidos. Venir a L’Altre Festival nunca te dejará indiferente.

 MG 6159

 @ Kati Riquelme

¿De qué manera los valores del festival para contribuir a la reivindicación de la diversidad se podrían hacer llegar a la sociedad y a la medicina?

B.L.: Creo que el festival es nuestra propuesta, de hecho. Por un lado, por los contenidos que ofrecemos, pero también en la forma en sí misma hay nuestra idea de cómo nos imaginamos el mundo ideal: un festival es un espacio de encuentro entre personas, festivo; si además le añadimos a gente haciendo teatro por los rincones, nos intercambiamos los roles de nuestro día a día y hacemos una paella todas juntas, ¡ya lo tenemos! Creo que las personas cuando nos situamos en nuestro rol profesional (o quizás cuando actuamos con predominancia de un rol por encima de otros) tendemos a tener excesiva certeza de cómo tienen que ser las cosas, quizás la manera de hacer llegar estos valores a la sociedad y a la medicina tiene que ver con proponer el romper con estas ideas de cómo tienen que ser las cosas. Yo, personalmente, tal como mal aprendí en la escuela de teatro, pensaba que era imposible sacar adelante un espectáculo si los intérpretes llegaban tarde a un ensayo… pues en L’Altre Festival he aprendido que se puede lograr hacer un espectáculo de una gran calidad, incluso cuando alguien no puede venir el día la función. Y con esto quiero remarcar que el imprevisto no debería tener una connotación negativa (y, por lo tanto, estigmatizadora), simplemente tiene que ser parte de la propuesta… y esto es abrazar la accesibilidad, la inclusión y la diversidad, romper aquello que tú piensas del “cómo tiene que ser”, porque seguramente este como tiene que ser, es un “cómo tiene que ser para mí”, pero no necesariamente para otra persona.

M.A.: La vida de las personas pasa, en un 99,99% del tiempo, fuera de las consultas. La socialización y aprender y disfrutar de las relaciones con los otros es el cimiento de la vida humana. Esto no lo enseñan ni los hospitales, ni los médicos ni las pastillas, esto tienes que favorecerlo creando espacios de relación e interacción. El teatro, la danza, las compañías, los grupos de música, las radios son estas herramientas. Y L’Altre Festival es un generador, promotor y facilitador de todo esto.

¿Nos podéis explicar anécdotas y aprendizajes de las ediciones anteriores del festival?

B.L.: Hay muchísimas, no te lo imaginas, ¡de verdad! Gracias por la pregunta porque es muy agradable a menos de un mes del inicio del festival (¡con el listado de enanos saliendo de debajo de las piedras!) parar un momento a pensar en esto. No lo sé, tengo grabada la imagen de Manel, Marcel Escolano y uno de los técnicos de Camaleònica secando arena al sol en el patio del recinto de la Fabra y Coats, y la mánager de Marc Lockyer al borde de un ataque de nervios, pero con cara de incredulidad y de agradecimiento total… esta anécdota dibuja muy bien el espíritu del festival. También nos ha pasado muchas veces que artistas o compañías con quienes hemos tenido un trato muy “profesional” en la distancia, una vez llegan al festival acaban haciendo la siesta en el espacio relacional u ofreciéndonos su caché como donativo (¡esperamos que no sea porque damos pena… jaja!) o involucrándose mucho más allá de lo que habíamos pactado inicialmente. También pienso en momentos memorables con las personas de Puça Espectacles, que lo dan todo y más y están allá con soluciones para lo que haga falta. Y ya para rematar, momentos con los voluntarios y las voluntarias, que además son personas que nos vayamos encontrando cada año, por lo tanto, el festival es el momento para ponernos al día y explicarnos la vida mientras cada cual hace su tarea. Vuelvo a pensar, y es que casi de cada función te podría explicar alguna anécdota, ¡jaja!, y si calculamos que llevamos 7 ediciones, a una media de 25 espectáculos por año…

Aprendizajes, uf, yo qué sé, mil trescientos cuatro, también. Hay algunos cambios destacables en los equilibrios internos de los valores y objetivos del proyecto. El primero que me viene a la cabeza es la idea de que al principio quizás pensábamos (o yo, al menos) que trabajábamos para un colectivo concreto y ahora tenemos más claro que quién se beneficia de L’Altre Festival es todo el mundo que forma parte de él, de manera mucho más equilibrada de lo que pensábamos. También tengo mucho más claro como gana el sector cultural y artístico, no solo en el sentido de abrirse a la diversidad, sino que también a nivel de experimentación con los lenguajes y las formas de relacionarnos a través de la creación.

M.A.: Uno de los aprendizajes más bonitos del Festival es la interacción entre las compañías, actores, actrices y creadoras y creadores aficionados con los y las profesionales. Este encuentro hace aparecer nuevas propuestas e ideas de mejora en las compañías que provienen de un ámbito generalmente poco artístico como es el de la salud mental, y abren nuevas maneras de crear y de relatar para los profesionales de las artes escénicas. Es una simbiosis muy fértil.

¿Cómo veis la atención a la salud mental y la comprensión social de ésta que tenemos actualmente en nuestro entorno?

B.L.: Tengo la percepción que como sociedad estamos mucho más receptivos y con menos tabúes al respeto, pero falta muchísimo por hacer.

M.A.: Desgraciadamente la salud mental se dirige hacia un mundo de química y biología dejando a un lado la dimensión humana, social y relacional de las personas. Seguramente por las carencias de conocimientos en estas cuestiones de la profesión sanitaria y de buena parte de los gestores y de la gente que decide. De hecho, muchas de las instituciones de salud mental están más enfermas que los propios pacientes. Cómo decía el gran psiquiatra Francesc Tosquelles habría que sanar, primero, las instituciones.

¿Cuál sería vuestro espectáculo favorito de todos estos años de festival, el que más os ha aportado y removido?

B.L.: Imposible de decir, totalmente imposible. Confieso que me ha venido a la cabeza la compañía italiana Accademia della Locura, porque su proyecto es increíble, quién son, como son, cómo lo hacen, lo que hacen, su historia, dentro y fuera del escenario… y lamentablemente hace un par de años murió Claudio Misculin, uno de sus pilares. La muerte remueve, pero no he contestado la pregunta…

M.A.: Quizás el espectáculo inaugural del primer festival en 2015. Vino de Italia y explicaba la representación de una obra de teatro dentro de un hospital psiquiátrico durante la Revolución Francesa. Fue muy emocionante.

bus cami 1

@ Kati Riquelme

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elsa Corominas

Elsa Corominas

Economista, editora, gestora cultural. Escric sobre cultura, literatura, teatre, cine, ciència i educació.
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Los retos del feminismo hoy

Hoy podemos ver cómo las mujeres se manifiestan masivamente y participan de manera activa en...

Madrid: La Periodista Soledad Gallego gana el Premio de la APM

  APM-Soledad Gallego-Díaz ha ganado el Premio Rodríguez Santamaría Edición 2011, que otorga la Asociación de...

Política doméstica

      OPINIÓN Es fundamental partir de la base de que una pandemia afecta de...