jueves 22 febrero 2024

jueves 22 febrero 2024

¿Qué pasa en el Consulado de España en Bogotá?

La mayoría de personas que hacen fila ante el consulado de España en Bogotá son mujeres, y son a menudo quienes más soportan el acoso de los tramitadores. Más mujeres son las que emigran y que además de enfrentarse a los mismos problemas que afrontan los hombres inmigrantes en la búsqueda de mejores oportunidades laborales, sufren en mayor medida el peso de la separación familiar.

La multiplicidad de destinos y la creciente movilidad dentro del territorio europeo hacen que los territorios del Estado español sean un punto atractivo del itinerario migratorio colombiano.Esta migración también incluye a viajeros y viajeras que solicitan visas de trabajo, de estudio o de turismo.


consolat1


Aquellos colombianos y colombianas que deciden visitar España, viven una situación insospechada al iniciar la gestión para obtener la visa, no solo por la lentitud en el trámite que a lo mejor se debe al volumen de solicitudes agravado durante la temporada de verano, sino por el caos reinante fuera de las instalaciones del Consulado.

Quienes llegan sin previo aviso para hacer los gestiones de visado encuentran un panorama angustioso, filas interminables, horas de espera, gente durmiendo en la calle, y mafias de tramitación y reventa que ofrecen puestos entre los 100 y/o 400 mil pesos, unos 40 o 170€ más o menos.

La gente en su afán por evitar la larga cola, los días de espera y acelerar su ingreso al Consulado, paga al tramitador o al revendedor el precio que exige y luego pierde su dinero porque no puede ingresar. Es tal la situación de angustia y zozobra en la que se encuentran usuarias y usuarios, que los tramitadores que no pueden ocupar un puesto adelante para luego poder venderlo, buscan bronca para confundir a las personas que han hecho la cola de 24 y hasta de 72 horas para que desistan, haciendo correr el rumor de que: “si el Cónsul sale y ve que hay disturbios, su actitud es la de no abrir las puertas mañana”.

 

Una mujer que esperaba su turno en la cola, explicaba: “… Yo llegue a las 7 de la noche de ayer para coger turno, espero me atiendan hoy, pasamos la noche aquí, y vine preparada con una cobija para no pasar frío, voy de vacaciones a España con mi familia. Ayer antes de hacer la fila se me acercó un individuo, me pidió 400 mil pesos por un puesto en la cola, fue cuando decidí que la haría, llame a mi marido y le pedí que nos turnáramos, yo estuve hasta las 2 de la mañana y luego él me relevó, ya son las 9 y lo estoy esperando para que entremos juntos. Creo que esos revendedores están en complicidad con los vigilantes del Consulado, porque cuando nosotros llegamos, ellos nos decían que debíamos abandonar el lugar y que allí no podía permanecer nadie, pero ahí nos quedamos y amanecimos, mientras los tramitadores merodeaban el lugar”


 consolat

 

Otra señora comentaba: “Ayer era tanta la gente, que terminamos haciendo una lista de las personas que habíamos llegado temprano, lo hicimos para poder identificarnos y cuidar nuestros lugares, decidimos que no dejaríamos entrar a nadie y que de aquí no nos moveríamos, los vigilantes de la Embajada no querían dejarnos quedar. Yo vine prevenida, traje una silla, un cojín y una cobija para pasar la noche, el ambiente es de tal dimensión, que adquiere tintes folklóricos, terminamos conociendo la historia de cada persona, haciendo chistes sobre la situación y jugando una mano de parquet para pasar el rato. El premio era un bizcocho comprado en la venta ambulante, venden café, galletas, dulces y también hacen su agosto. A la una de la mañana esto parecía una feria, llegó la policía y comenzó a hacer otra lista”.

 

Aunque la policía de Bogotá, hace presencia en el lugar, no puede afrontar la realidad. Si el sistema utilizado para otorgar visas no cambia, nada pueden hacer. El tema desde hace meses está en la palestra pública, es evidente la aglomeración de gente frente a las instalaciones del Consulado, sin embargo, sus autoridades han optado por mirar para otro lado, ignorando la realidad, guardando cómplice silencio.

 

Es mucha la ciudadania de Colombia que padece cada día los abusos de los tramitadores y hasta el trato déspota y denigrante del funcionariado de la embajada y del consulado. La inconformidad de quienes solicitan la visa es irrebatible, y el problema sigue sin solución a la vista.

 

Las preguntas son numerosas ante la recurrente situación que se vive fuera del Consulado de España en Bogotá ¿Porqué las autoridades consulares no toman cartas en el asunto y acaban con el negocio que tienen montado las mafias?, ¿porqué no amplían el horario al menos hasta las 13 horas (actualmente es hasta las 12), si es sabido que una gran parte de quienes solicitan la Visa vienen de fuera de Bogotá?, ¿porqué no se establece un sistema de cita previa por internet y/o por teléfono que agilice el trámite?, ¿porqué no se busca un procedimiento más eficaz?


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Granada: ASAMBLEA FEMINISTA UNITARIA DE GRANADA ¿De quién es la calle?

La Asamblea Feminista Unitaria de Granada vuelve a denunciar otra agresión sexual en nuestra ciudad,...

Sobre el tractament de les dones als mitjans

  (Article publicat a Comunicació Dones excepcionals al bloc d’ESCACC)  Amb molta freqüència ens preguntem...

La consellera de Benestar Social i Família Neus Munté respón a la ministra Ana Mato /La Independent/ Notícies gènere

No hay traducción disponible  “Si Generalitat i Estat aportessin el mateix a la Llei de...