sábado 25 mayo 2024

sábado 25 mayo 2024

Compartir

Empoderarse frente al poder

 

 

 

Surt PV MG 8380 

 El empoderamiento es un proceso, una toma de conciencia del yo y un cambio de paradigma en la relación con el nosotros. Una forma de establecer nuevas relaciones y transformarlas para descentrar el poder patriarcal y tener confianza en una misma y con los y las demás. 

En Fundación Surt, el proceso de empoderamiento con mujeres en situación de violencia es un viaje hacia una nueva vida y una reconstrucción del yo desde una perspectiva feminista.

El poder es una palabra ligada a fuerza, dinero, potencia, tal como se recoge en los diferentes diccionarios… una palabra claramente ligada al patriarcado, al dominio masculino, del macho adulto, sobre las mujeres, los niños y otros machos menos fuertes o más pobres. Concepto atado, pues, a la subyugación y al sometimiento. Este ejercicio del poder está del todo sujeto al ejercicio de la violencia, en tanto que para demostrarlo se debe ejercer la fuerza para someter. ¿Un ejercicio de poder fijado en formas primitivas de organización? En todo caso que ha permanecido durante siglos como organización básica hasta la actualidad.

Desde el feminismo el poder se conceptualiza de forma diferente, no se trata de un “poder sobre” sino, tal como desarrolla Clara Murguialday y Norma Vázquez*, se dotan de un «poder propio», las mujeres toman conciencia sobre sus necesidades y intereses, un “poder con”, se organizan de forma colectiva y autónoma, y un «poder para», para transformar las estructuras, relaciones e instituciones que limitan las libertades y perpetúan el patriarcado y la subordinación de las mujeres.

Es desde esta idea que se desarrolla la idea de empoderamiento, a partir de las tesis de Paulo Freire, 1969, incluidas en la teoría de la pedagogía liberadora. Un término que desarrollaron en la década de los 70 el movimiento afroamericano y desde los movimientos feministas, en la década de los 80. No es hasta el año 1995, en la IV Conferencia de Acción de Beijing que, de forma amplia, la empoderamiento de las mujeres forma parte de la agenda política para avanzar hacia una sociedad más igualitaria.

La violencia contra las mujeres no es ajena al uso y abuso del poder patriarcal, es una expresión del poder del macho dominante, lo mismo que ejerce el poder sobre los demás y toma como propiedad cosas y sujetos, cosificando las personas que considera propias. Las mujeres, y los hijos fruto de la relación, forman parte de esta propiedad y, como tal ejerce la agresión violenta para que no altere su orden -que no suele tener un criterio claro más allá del interés egoísta- con el objetivo de privar la libertad de decisión de los demás para ponerla al servicio propio, un ejercicio claro de esta forma de entender el poder.

Aunque las mujeres que han sufrido violencia machista muestran capacidad de sobreponerse al dolor y la adversidad -lo que se define como resiliencia- las experiencias de violencia, de cualquier tipo -la ley catalana habla de tipos muy diferentes de violencia machista: física, psicológica, sexual, económica en diferentes ámbitos- son del todo necesarias acciones de empoderamiento que les facilite la recuperación y autonomía.

 

Surt PV MG 8380

 

  La Fundación Surt lleva a cabo procesos de recuperación y empoderamiento que se entienden desde una perspectiva de género y de forma global. Hace 4 años se inició el proyecto Red de Mentoras que trabaja, de forma grupal, con las mujeres que ya han pasado por un largo proceso de empoderamiento y que forman una red de apoyo mutuo entre ellas y por otras mujeres. Celsa forma parte de la Red de Mentoras. Su viaje hacia el reconocimiento y la valoración pasa «por el hecho de recuperar la autoestima, me hizo muy fuerte, me hizo pisar fuerte. Las actividades te ayudan y ves que hay gente que está en situaciones similares que te entiende y nos ayudamos las unas a las otras y es importante tener este apoyo, tanto de las profesionales como de las compañeras. No me daba cuenta de mi valía, pensaba que era una inútil que no servía para nada y aquí me han hecho ver que no obstante cuando lo recuperas te hace fuerte ».

Según Anna Passarell, psicóloga del Servicio Integral de Atención, Recuperación y Empoderamiento de la Fundación Surt, hay que trabajar “la imagen negativa que les han transmitido y hacer un viaje a la propia esencia. No se trata sólo de elevar la autoestima, es más un trabajo de volver a ser quien ha sido siempre, reconociendo sobre la realidad el progreso, las propias competencias y el esfuerzo hecho, así como trabajando los sentimientos de culpabilidad y vergüenza”como primera fase del trabajo de empoderamiento se logra avanzar de una forma segura en su recuperación.

El proceso es diferente para cada mujer y no se puede «dar», el poder no se da desde las profesionales que acompañan el proceso sino que va abriéndose y compartiendo a; por Passarell, el empoderamiento “es muy importante en el trabajo grupal, el reconocimiento en las otras, el espejo, el apoyo, no sentirse sola, la ayuda mutua, no juzgar. Las profesionales tenemos que hacer un trabajo dinamizadora en los grupos respetando mucho el proceso individual de cada mujer y sabiendo crear un espacio de confianza grupal que genere lazos de apoyo y de amistad más allá del apoyo terapéutico”. El empoderamiento fortalece y potencia los vínculos y ayuda a hacer frente a problemas comunes ya la creación de estrategias personales y colectivas que promueven la autonomía plena de las mujeres en la autoconfianza y la gestión de su vida, un hecho aparentemente fácil pero que, por muchas mujeres que han sufrido violencia machista, se convierte en una tarea cotidiana inmensa.

Por Celsa «cosas insignificantes, la rutina diaria, para mí era impensable. Cuando vine aquí y empecé a hacer para mí fueron un logro impresionante: viajar, salir, ir a tomar algo con las amigas, porque no me dejaba… el año pasado fui a Madrid yo sola va ser una lotería inmensa. Pensaba que no podría y cuando me encontré sola en el aeropuerto me dije: “que gran soy!”»

Para Nuria, otra de las mentoras, durante el proceso de empoderamiento «vas aprendiendo a conocerte y, sobre todo, ir poniéndote retos para salir adelante con las ilusiones que tienes en la vida, no es un camino fácil, tus proyectos eran aparcados y lo que quieres es crecer como persona y ser la persona que había sido». Ambas coinciden en la necesidad de identificar lo que pasa, lo que no entienden y lo que sufren, Núria concreta «estoy entendiendo el porqué, no soy un bicho raro, lo que me está pasando pasa a otras mujeres. Te acostumbras a vivir en unas situaciones que las voces normales y cuando llegas aquí te das cuenta que no son normales, lo que estoy pasando, sino soy feliz, estoy sufriendo cada día es porque hay algo que no funciona bien».

Este reconocimiento de la situación y compartirlo con otras mujeres se entiende como prioridad; la necesidad de compartir, de empatía, de visualizar que se puede tejer una red que permita un intercambio de fuerzas, tener apoyo y quitar el miedo y, también desculpabilizarse. Ellas sienten que la sociedad, el entorno y el propio agresor las han hecho sentir culpables de una situación que ellas sufrían y menguaban de fuerza. Les ha hecho falta fuerza para salir de ella y un proceso de recuperación y empoderamiento que no ha sido fácil.

En este sentido, Anna Passarell destaca que no es un camino fácil ni rápido «No hay que forzar nada, no hay que tener prisa. No hay que sobreproteger tampoco. Para empoderarse necesitan sentir confianza, y ésta se genera sobre la propia experiencia».

El empoderamiento, como proceso, dota de autoestima, confianza y autoridad, una autoridad no asimilable al poder que se entiende socialmente, en el poder patriarcal. Dotarse de autoridad, un poder transformador para acabar con el poder que subyuga.

 

 

 

Surt PV MG 8378

 

 

 

 

*Un paso más: evaluación del impacto de Género. Clara Murguialday y Norma Vázquez. Editado per Cooperacció. Barcelona 2005

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of Tona Gusi

Tona Gusi

Fundadora i Co-coordinadora de La Independent. També és psicòloga menció en Psicologia d'Intervenció Clínica i menció en Psicologia del Treball i les Organitzacions.
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Cartells i imatges del 8 de març

LA GERMANA L 8217 ESTRANGERA És perquè et sé germana que puc dir te...

Madrid: manifestación por el derecho al aborto

La manifestación por el derecho al aborto en la Puerta de Toledo en Madrid se...