jueves 25 abril 2024

jueves 25 abril 2024

Aboga Bolivia: “Las mujeres son más luchadoras”

Carmen Ávila 1

Carmen Ávila es una boliviana que reside en Barcelona desde hace casi dos décadas. Es fundadora y actual presidenta de la Asociación de Abogadas Bolivianas, la entrevistamos.

Nos explica la importante actividad que Aboga Bolivia realiza en favor la de comunidad boliviana en Cataluña; una actividad voluntaria y sin financiamiento, aunque resalta el apoyo institucional que reciben. También habla del trabajo que llevan a cabo en relación a la violencia machista, los problemas que no acaban en el tema de extranjería y residencia y de la fuerza de las mujeres migradas, que les daría cierta ventaja en relación a los hombres.

Hábleme de la asociación, ¿a qué se dedica y desde cuándo está funcionando?

La Asociación de Abogadas Bolivianas (Aboga Bolivia) nace en 2008 con la inquietud de un grupo reducido de abogadas bolivianas residentes en Cataluña. Muchas de ellas, en ese entonces, aún no habían homologado su título, como la que habla, pero hoy la mayoría ya lo tiene. El objetivo era reunir a todas las abogadas bolivianas que radican en Cataluña y en España y es así que iniciamos nuestros primeros pasos para legalizar nuestra institución. Tenemos la aprobación de la Generalitat para actuar como persona jurídica.

Hemos ido interactuando desde entonces hasta ahora con instituciones, como ayuntamientos y la Generalitat, apoyando iniciativas de investigación y también en el campo legal, además hemos hecho varios talleres, seminarios y particularmente seguimos en ese afán de trabajar con el tema tan delicado que es la violencia de género.

Ya tenemos la décima versión de un proyecto, presentado en Hospitalet, sobre esta temática tan sensible como parte del apoyo a las mujeres. En ese entendido, hemos recibido mucho apoyo de la Alcaldía y autoridades judiciales y se ha involucrado también la Policía para llevar adelante esta iniciativa.

¿O sea que trabajan principalmente sobre la violencia de género?

No solamente, actualmente somos 10 abogadas que estamos insertas en esta asociación y vemos varias temáticas de nuestro campo y que afectan a la población boliviana en Cataluña. Por ejemplo, con los cambios que hubo en la Ley de Extranjería se nos han presentado muchos casos, porque sabemos que la comunidad boliviana en Cataluña es grande, tenemos la gran preocupación de legalizar a ese porcentaje mínimo que es carente de tarjeta de residencia.

¿Estas abogadas trabajan más con población boliviana?

No precisamente, cada abogada que es parte de la asociación tiene su despacho particular en donde atiende todo tipo de clientes. Muchas de ellas son abogadas de oficio, trabajan en distintos lugares, una en Diputación, tienen distintos despachos, pero tenemos en común el apoyar a nuestra comunidad.

Es decir que es como asociación que buscan a poyar a la población boliviana.

Sí, precisamente en el mes de diciembre de 2021 nos sentamos a dialogar con el Cónsul de Bolivia en Barcelona para llevar adelante esta colaboración de forma gratuita. Es así que en el Consulado nos han cedido un despacho y cada viernes asistimos cuatro abogadas para atender muchos casos, tenemos varios meses trabajando y también coadyuvamos a abogados de muchas víctimas de violencia, aunque también en algunos casos vemos la situación de agresores en las cárceles. Estamos colaborando a nuestra población de compatriotas.

¿De los casos que atienden, la violencia machista es significativa?

No, aunque no puedo hablar por mis compañeras, pero personalmente asisto al despacho dos veces al mes y el número de usuarios que asisten son aproximadamente 15 personas, durante las mañanas. De estas personas, un porcentaje alto se presentan con temas de extranjería, mucha gente quiere reagrupar a sus niños, a sus esposos, a familiares también; otro porcentaje es el tema laboral, los despidos se están incrementando; y también está el tema penal relacionado a la violencia machista. Hemos visto que esta última temporada también se están incrementando los delitos de maltrato hacia la mujer y hay algún caso de violación, de violación de niñas. He tenido contacto también con agresores que están presos en las cárceles de Brians 1 y 2 y he podido constatar que, evidentemente, el confinamiento por el covid19 ha influido bastante en que sucedan estas agresiones.

¿Sobre violencia machita, ustedes han pasado cursos, capacitación, protocolos respecto del trato de la víctima?

Es una temática que llevamos muchos años trabajando, en lo que nos vamos formando constantemente, coadyuvando además en este tema con la policía nacional, guardia urbana y civil y jueces. También hechos hecho muchos talleres, en los últimos que hicimos estaban destinados a la población y en ello han estado involucrados jueces y policía para ver el procedimiento a seguir, cuáles son sus derechos y qué colaboración del Estado puede tener. Además, en la Asociación, una de las abogadas está particularmente especializada en esta temática, Jannett Frías Fernández, pero todas nos vamos formando constantemente en este tema.

¿Tienen apoyo de algún organismo? Hablo de financiamiento

No, no tenemos ningún apoyo y nosotras lo hacemos de manera gratuita. Lo hacemos, en muchos casos, interactuando con los abogados de las víctimas, asistimos y acompañamos a las vistas y audiencias que tocan, hacemos seguimiento para que la víctima esté bien atendida. Tratamos de colaborar en todo lo que podemos.

Al margen de ello, también hay casos de algunos compatriotas que están en clínicas y hospitales, con cáncer y otras enfermedades, y también les colaboramos con los trámites, trámites que requieren presentación de documentos ante la administración pública.

¿Si no hay financiamiento, cuál es el apoyo que reciben?

Nos colaboran para que las gestiones vayan por buen camino, nos abren algunas puertas. Hemos tenido apoyo del Ayuntamiento, de muchas instituciones comprometidas, el Ministerio de Salud también nos facilita en lo que puede y, exceptuando el tema de que hay personas indocumentadas, hay mucha colaboración en las instituciones para realizar los trámites que requerimos hacer.

En el caso, por ejemplo, de una compatriota que está en un hospital por un ictus, hemos tratado de ver la manera de que la familia tenga un visado humanitario, estamos tratando de que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia gestione con el gobierno español para que esta paciente en situación crítica tenga acompañamiento, porque es una mujer sola, mayor y carente de documentación.

O sea que lo más difícil es gestionar los casos relacionados con la residencia ¿Qué porcentaje de la población boliviana no tiene esta documentación en Cataluña?

He visto que, por sexo, los chicos entre 40 y 45, muchos de ellos, en un porcentaje del 4% son carentes de documentos pese a que por activa y pasiva han intentado tenerla; sin embargo, por mala información no han procedido a hacer la denuncia a su empleador para poder tener contrato y así la tarjeta de residencia. Ahora estamos dando más información a estas personas y estamos tratando de hablar con los empresarios para mediar y consensuar y, en algunos casos, estamos logrando que estos jóvenes tengan documentación.

¿No tienen documentación porque no hicieron los trámites al llegar o porque han perdido la residencia?

En muchos casos perdieron la residencia, la tenían y trataron de renovarla, pero como eran carentes de contrato de trabajo, no estaban de alta y entonces perdieron la tarjeta. En otros nunca les hicieron contrato de trabajo.

Carmen Ávila 2-2

 La abogada Carmen Ávila durant la entrevista.

¿Dice que las mujeres en su mayoría tienen más contratos en relación a los hombres?

En su mayoría sí, prácticamente todas tienen tarjeta de residencia. Además, son cabeza de grupo familiar y entonces ellas están obteniendo o tramitando traer a sus hijos. Pero prácticamente todas son personas con permisos de trabajo o nacionalidad.

¿Por qué la diferencia con los hombres?

Gran parte son trabajadoras del hogar y ellas tienen contrato de trabajo. Muy pocas no tienen la documentación en regla, hay algunas que estamos tratando de apoyar y se trata de personas mayores que superan los 65 años, que no pueden conseguir trabajo, que tienen dolencias físicas, que han trabajado en negro muchos años. En estos casos estamos tratando de que tengan tarjeta de residencia.

¿Las mujeres aquí, en relación a los hombres, lo tienen más fácil?

Sí, sí, pero porque son más atrevidas, más luchadoras, dan el paso, creo que sí que las mujeres logran mejores resultados. Son cabezas de familia, tienen que velar por sus hijos, por su educación y alimento, así estén ellos todavía en Bolivia y no se desresponsabilizan. Ellas dan ese paso, de mantener mes a mes, de enfrentarse a todo. Al margen de tener un patrimonio aquí, porque muchas ya tienen una hipoteca, tienen también su casa en Bolivia y es admirable cómo han podido administrar esos recursos económicos que tienen, al margen de educar a sus hijos a distancia.

Volviendo a la asociación ¿tienen planes de crecimiento, de buscar financiamiento?

De momento nos enfocaremos en seguir trabajando en el Consulado. Debido al covid19 hubo un parón en la asociación y estamos retomando nuestras actividades. Dentro de poco habrá cambios, soy presidenta de la asociación y en breve lo dejaré. Sé que la próxima tendrá que valorar qué se hizo hasta ahora y lo que se podría lograr. De momento hay buenas propuestas, seguir interactuando con el Estado, soy optimista porque siempre se nos abren las puertas cuando damos el paso como asociación de abogadas para desarrollar cualquier temática: talleres, seminarios, capacitar e informar a la población sobre sus derechos, sobre los deberes que tienen.

¿Hay hombres en la asociación?

Han estado dos chicos. Uno al inicio que participaba en los talleres, otro que vino un par de veces y ya no volvió. Somos 10 mujeres que seguimos, las que hemos homologado nuestra titulación somos seis, las otras cuatro están en proceso. Inclusive una de ellas expuso su tesis de grado boliviano de forma telemática, desde el consulado boliviano, ahora va por la homologación.

Algo que añadir

Seguir con esa premisa de que cualquier abogada o abogado de Bolivia que resida en Cataluña nos llame y se informe sobre las actividades que realizamos. Necesitamos que se sigan sumando a la asociación más profesionales para seguir en la ruta de apoyar a toda la comunidad boliviana.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Drina Ergueta

Drina Ergueta

Periodista y antropóloga. Comunicación y feminismo son sus temas predilectos desde hace más de una década. Articulista en medios bolivianos y portales feministas de España/México.
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

“Mi sueño es poder tener un Biobanco de muestras de todo el mundo” dice la epidemióloga Brenda Eskenazi

Así lo afirma esta neurosicóloga y epidemióloga norteamericana La semana pasada Barcelona acogió la edición...

Xarxa Feminista

Catalunya: Xarxes Feministes per a viure en llibertat. Ni un pas enrere!

    El proper 14 de Juny tendra lloc la 9a convocatòria de l’Escola Feminista...

Breve Homenaje a Isabel Moya Richard

  Isabel Moya OPINIÓN Domingo día 4 de marzo murió en La Habana, una gran...