jueves 25 julio 2024

jueves 25 julio 2024

Compartir

Vivir con menos

WhatsApp Image 2021-09-15 at 17.50.29

RESEÑA

 “Los asquerosos” de Santiago Lorenzo (Ed. Blackie Books) y “Un amor” de Sara Mesa (Anagrama Editor)

Durante el confinamiento estricto, en esos meses en que nos tuvieron encerrados en casa, empecé un día de mayo del 2020 el libro “Los asquerosos” de Santiago Lorenzo, publicado en una edición muy cuidada por Blackie Books. Y justo un año después, a finales de abril de 2021, leí “Un amor”, de Sara Mesa, editado por Anagrama, un libro de lectura amena y atmósfera cargada.

Ambos libros me parece que guardan cierta conexión, entre ellos y también con el momento por el que pasa la humanidad. Son libros que hablan de una necesidad humana poco contemplada hoy en día, la de aislarse, la de huir del mundanal ruido y buscar refugio en la soledad, arreglártelas sin mucha ayuda. Soledad, refugio, aislamiento… Palabras casi imposibles en sociedad y a la vez quizás ahora sean más habituales en la intimidad que en otros momentos, en estos meses en que la pandemia de Covid19 ha conllevado aislamientos físicos, soledades, pérdidas de afectos, parejas y trabajos, y también muertes y sufrimiento por cuestiones de salud y en los que incluso muchas personas se han planteado sus vidas lejos de las urbes, en las zonas rurales, como en las dos novelas que nos ocupan.

Durante el confinamiento total, ese período tan sorprendente en el que nos obligaban a permanecer en casa encerrados y encerradas, dosificando indicaciones de posibilidades de ir haciendo más cosas según la evolución de la pandemia, la vida de Manuel, el protagonista de “Los asquerosos” que tiene que desaparecer tras agredir a un policía antidisturbios y se esconde en una aldea abandonada, parecía una metáfora de lo real. Ese aislamiento suyo, buscado o más bien urgido, se parecía al nuestro, obligado, y además tenía algo muy interesante en común, y es que le vas cogiendo el gusto a la no socialización, cada vez más. Le pasaba a Manuel y nos iba ocurriendo a muchas personas confinadas. En algunos casos más complejos este “gusto por la desocialización” ha afectado a niñas y niños o gente joven con problemas importantes a la hora de retomar la actividad. Igual nos ocurrió después con la progresiva flexibilización de las normas prohibitivas, de los límites de horarios y de las posibilidades de abrir lugares, aumentar aforos… llegó el estrés de poder volver a hacer tantas cosas, versus el confort que era por momentos que no te las dejaran hacer.

¿Será que cuanto menos tenemos, menos necesitamos? ¿Esto es así con los objetos, pero también con los afectos, con los vínculos, con las libertades y las posibilidades?

     WhatsApp Image 2021-09-15 at 17.49.53 1              WhatsApp Image 2021-09-15 at 17.49.53

La otra Robinson Crusoe es Nat: la protagonista de “Un amor” es una joven traductora que Sara Mesa nos presenta en una novela que se lee de forma voraz a la vez que va dejando unos vacíos en el/la lector/a cada vez más profundos… Nat se traslada a vivir a un pueblo rural de pocos habitantes, en busca de soledad también, no de forma tan radical ni tan necesitada como Manuel, pero huye del bullicio, del trasiego abrumador de lo social. En esta novela es maravilloso notar cómo la autora logra perfectamente introducir el sesgo de género, explica en cada página cómo los miedos, el trato de los demás, la comunicación y la moral nos afectan de forma distinta a hombres y mujeres. ¡Cuánta carga moral, incomprensión e incomunicación acarrea para una mujer optar por lo antisocial!

Son novelas sobre personas solas, pero nos hablan de política, de moral, de comunicación y de comportamiento social a partir de personas solas, particulares, que buscan paz, soledad, tranquilidad y sosiego. Son relatos de robinsones modernos; el de Daniel Defoe nació en el siglo XVII y no buscaba ni necesitaba estar solo, sino que tras un naufragio consigue alcanzar la costa de una isla desierta y durante veintiocho años cultiva la tierra, cría ganado, sobrevive y, lo más importante, afronta su soledad y al afrontarla surgen los pros y los contras de poseer esta condición. La soledad es hoy un gran reto personal en la era de la hipercomunicación, de las redes sociales y del estar siempre conectado y localizable. Y otro gran reto, otro gran tema de ambos libros y central en el debate sociopolítico actual es el de si hay que seguir creciendo económicamente. ¿Podemos parar, incluso decrecer? Necesitar menos cosas, menos desplazamientos, menos interacciones sociales y culturales… ¿es una opción? ¿Se puede sobrevivir sin mayor actividad cultural que la lectura de una vieja colección de libros de Austral, como logra el Manuel de “Los asquerosos”? ¿Y en una casa llena de grietas y goteras y rodeada de una comunidad adversa y basada en los silencios, como hace la Nat de “Un amor”? La economía de Robinson Crusoe se estudia el primer año de carrera en muchas facultades de ciencias sociales y es de gran ayuda debido a su capacidad para simplificar las complejidades del mundo real. En una economía de Robinson Crusoe, existe solo un individuo, él, quien actúa a la vez como productor para maximizar la cobertura de sus necesidades y como consumidor para maximizar sus utilidades (se presenta luego la figura de Viernes para introducir algunos mínimos intercambios). ¿Hay alguna opción real de que los desastres que el cambio climático comporta nos llevaran a simplificar nuestras economías y nuestras vidas, nuestras necesidades, nuestras utilidades y nuestra complejidad social? El debate está abierto y libros como los dos aquí reseñados son un guiño escrito con cierta dosis de buen humor y otra dosis de amargura, sugiriendo que estar sola o solo y vivir con poco es posible, e incluso puede ser deseable.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of Elsa Corominas

Elsa Corominas

Economista, editora, gestora cultural. Escric sobre cultura, literatura, teatre, cine, ciència i educació.
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Dues coperants de metges sense fronteres segrestades a Kènia

ACN- les dues logistes de Metges Sense Fronteres segrestades al camp de refugiats de Dadaab,...

El Premi Nobel de la Pau 2011 fa justícia amb les dones i el treball de base en favor de la pau

ICIP- El Comitè Noruec Nobel ha atorgat el Premi Nobel de la Pau 2011...

Esther_Vivas

¿Por qué el 11 de septiembre rodearemos La Caixa?

OPINIÓN El 11 de septiembre se espera una gran movilización social en Catalunya a favor...