sábado 25 mayo 2024

sábado 25 mayo 2024

Compartir

“Nacer mujer en la tradición musulmana. El caso de Marruecos”

 

SALWA 1 

OPINIÓN

Estamos viviendo a nivel internacional un momento crucial de transformaciones globales marcadas  por nuevos valores sociales, aceleración de nuevos mecanismos de comunicación, el cambio climático, la movilidad humana forzada, la corrupción sistémica, el resurgimiento de movimientos radicales, violencias de caràcter confessional, la crisis económica o mejor dicho, el descontrol del sistema clásico económico que hemos hecho servir hasta hoy en dia.

Esto nos ha llevado a una dinámica de consumismo excesivo y fanático, la pobreza y la exclusión social, que estan llevando a algunas franjas de la humanidad, entre sí, y mayoritariamente a las mujeres, a un retorno a la desigualdad profunda y a sufrir algunas de las fórmulas de la violencia y de  esclavitud conocidas en tiempos anteriores, que hemos pensado que habíamos superado y que nunca volverían; y también, no nos olvidemos de los conflictos, guerras, violencias y situaciones de caos en muchos lugares del mundo.

Los paises de “tradición musulmana”, con su sentido amplío, estan en el ojo de estas  grandes transformaciones y especialmente por el hecho de la caída de algunos regímenes considerados dictatoriales y totalitarios com el caso de Túnez, Egipto y Libia,…  y la revuelta y rebelión de otros, desde diferentes clases de sus sociedades y a diferentes niveles y con  una relevancia política, jurídica, teológica, social y económica. 

 

 

 

SALWA2

 

 

 

Reflexión sobre las relaciones de género

El estatuto de las mujeres, su situación o situaciones y la cuestión de las relaciones de género forman parte de este momento especial y representan un tema de preocupación, de reflexión y de análisis cada vez más capital, con un reclamo a una nueva estructuración y consideración por parte de las mujeres y diferentes sectores sensibilizados de las sociedades musulmanas, que, a grandes rasgos se dividen entre progresistas y modernos ante otros considerados conservadores y, a veces, radicales, y hay algunos otros sectores que tienen como voluntad intentar un equilibrio entre la tradición y la modernización, reflejada en la imagen de la mujer y la de su visibilidad.

Muchas veces, cuando abordamos el tema de las mujeres de confesión musulmana o de las que pertenecen a los espacios de la tradición musulmana, parece que estamos dibujando un solo retrato y estamos hablando de un ‘paquete único’ con situaciones parecidas, y características unificadas y homogéneas. Y esto es una gran equivocación que sólo fomenta prejuicios y estereotipos que tienen como consecuencia la no visibilidad de la pluralidad, la heterogeneidad y la riqueza que representan las mujeres, y una discriminación de mujeres hacia otras mujeres, sin entrar en otras discriminaciones más generales.

Por esto, pienso que en vez de hablar del mundo musulmán, tenemos que hablar de mundos musulmanes o de paises que tienen el islam como religión mayoritaria, y que esta religión en sí misma es plural, y también estos paises son plurales y muy diferentes y diferenciados en sus dimensiones culturales, que se manifiestan a través de su posición geográfica, su historia, sus componentes regionales, las situaciones económicas, sociales, jurídicas y administrativas. Y hay países definidos como árabes musulmanes, o solo musulmanes, porque lo que está claro, es que ser musulmán no quiere decir ser árabe, como el caso de Iran, Turquía o Pakistan… y ser árabe no quiere decir ser musulmán com el caso de los árabes cristianos o ateos… y no nos olvidamos de las minorías que forman parte de estos países y que ni son árabes ni son musulmanes, pero viven debajo del paraguas de una mayoría árabe o de confesión musulmana; y esta diversidad, pluralidad y este pluralismo, también lo manifiestan las mujeres.

 

Las reformas jurídicas

En este artículo me centraré sobre la situación de la mujer o de las mujeres, a través de las reformas jurídicas que ha conocido Marruecos. Un país, Africano, del Mediterráneo occidental, de cultura milenaria amazig, de influencia hebrea, que ha convivido con la cultura y la creencia griega, fenicia y romana,… a lo largo de su historia. Y que comparte la globalización, hoy en dia, con el mundo occidental. Un país con una gran dimensión espiritual de carácter animista y oriental, que se caracteriza por la pluralidad, la interculturalidad, la diversidad cultural, lingüística y regional pero,  que no se nos escape, que después de haber conocido la islamización y la arabización desde el séptimo Siglo,  actualmente, una parte importante, de su población se identifica como  musulmana y árabe.

Desde hace más de treinta años que a Marruecos la cuestión  de la mujer o “nacer mujer en la sociedad marroquí” constituye un tema de debate, y considero que especialmente la ‘cuestión’ jurídica ha afectado la autoestima y la dignidad de las mujeres, y las ha perjudicado y paralizado durante muchos años, a causa de sus principios profundos discriminatorios y de desigualdad, que se basaban sobre la obediencia de las mujeres respecto a los hombres, y esto se traduce en sumisión. Pero, al mismo tiempo, ha sido el motor de las movilizaciones de varios movimientos de las mujeres, que han dado como fruto a una avanzada alentadora, importante y respetable, pero todavía hay mucho camino para cultivar, dificultado primero por el machismo y los conservadores radicales y después por unas grandes discordancias no resueltas, que existen a nivel social, económico y educativo, entre el entorno urbano y el entorno rural, entre las categorías sociales ricas, opulentas y aquellas pobres, excluidas y desfavorecidas.

 

Un sector conservador radical-machista

Y aunque la sociedad marroquí  ha conocido considerables cambios realizados a lo largo de los últimos decenios en diferentes ámbitos, hay un sector conservador importante con tendencia fundamentalista, y a veces radical y cerrada, con un discurso moralista, que esconde, en realidad, una piel del machismo, se resiste a aceptar las nuevas reformas jurídicas, y las transformaciones sociales y económicas lideradas por las mujeres, y continua valorizando y glorificando el pasado, dando gran importancia al lugar acordado en los tiempos anteriores a las mujeres tanto a nivel de la “institución familiar” com en la  sociedad marroquí a nivel general.

Las mutaciones sociales y las nuevas medidas jurídicas han tenido la tendencia de  derrumbar las ligaduras basadas sobre la inferiorización y anulación de las mujeres y, sobre todo, en los ámbitos donde las transformaciones son más importantes, como en la institución familiar,  en la frontera establecida entre el espacio privado y público, y en el rol que las mujeres juegan en el desarrollo democrático del país. Son estas medidas las que permitan alegrarme, diciendo que han convertido Marruecos en uno de los países más progresistas de la región, de tradición musulmana, Sin embargo, aún quedan muchas asignaturas pendientes, como el derecho a la herencia familiar que sigue desigual y la existencia, en algunos espacios de carácter rural, de mujeres analfabetas y donde todavía también se practica el casamiento forzado, especialmente de las menores de edad.

 

Nuevo Estatuto Familiar en el 2005

El Nuevo Estatuto Familiar de 2005, dice que la mujer, no necessita tutela para casarse y debe tener 18 años para poder hacerlo pero, en casos excepcionales, como por ejemplo el hecho de quedarse embarazada…, se puede aplicar la excepción que, en muchos espacios, se ha convertido, desgraciadamente, en una regla y eso muestra que a la sociedad todavía le falta maduración, mucha preparación y sensibilización para acceptar los cambios. Pero tampoco puedo negar que ha habido una aceptación en algunas mentalidades, tanto de hombres como de mujeres, porque tenemos que tener en cuenta que el machismo no es solo una característica masculina, pues hay muchas mujeres transmisoras del papel y de la cultura machista.

De todas maneras, todas las diferentes reformas han provocado uns debate activo y una preocupación por parte de los hombres, y especialmente del sector de los conservadores radicales y de los movimientos del islam político, aunque parece que en los tiempos actuales la reforma de la denominada “Mudawana” de los tiempos anteriores, forma parte del pasado, ya no es discutible. El código de la nacionalidad que permite a la mujer transmitir su nacionalidad a sus hijos y hijas esta bien aceptado. Ha habido también, algunas reformas consideradas importantes: en el Código del Trabajo a propósito del tema de las vacaciones de  maternidad, que han pasado de 12 a 14 semanas , y en el Código Penal concerniendo el acoso sexual, que ha sido reconocido como una falta grave.

Además, hoy en día, a nivel de estudios universitarios se observa que las chicas tienen mejor resultado que los chicos y, en consecuencia, nos encontramos con mujeres abogadas, mujeres médicas, mujeres magistradas, mujeres artistas (cantantes, músicas, pintoras, actrices…), mujeres agentes de policías orenando la circulación en las calles, mujeres conductoras de autobuses, mujeres ingenieras,… y parece que el sector público, tiene más compromiso con el desarrollo y por eso hace realmente esfuerzos para mejorar la integración de las mujeres.

 

Interiorizar la Nueva Constitución de 2011

Pero aún así, hago la conclusión que queda mucho trabajo pendiente, en especial a nivel educativo, sanitario, laboral y, sobre todo, en el ámbito de las diferentes infraestructuras sociales. La igualdad y la equidad mencionada en la Nueva Constitución de 2011 está todavía muy lejos de ser asumida y todo es muy frágil, porque hay una gran carencia en la visión política global que debe interiorizarla, adoptarla e investirse de esas ideas. Pero las mujeres no han de bajar la guardia y tienen que continuar luchando contra el tradicionalismo rígido y el conservadurismo radical y hacer un trabajo pedagógico en todos los niveles, especialmente en las esferas familiares, educativas, de la sociedad civil y políticas.

Pero como soy optimista, no me quiero quedar solo con los puntos negativos, porque considero que en todas las sociedades todavía la cuestión de género no está resuelta; quedan todavía asignaturas pendientes respeto a las mujeres, y cada sociedad tiene sus limitaciones y sus puntos débiles. Por esto cuando hago comparación con  tiempos anteriores veo que la sociedad de Marruecos ha evolucionado, y mucho, y las mujeres, con todos los retos con los que se encuentran y se topan para realizarse, siempre tienen una capacidad innata mediadora y reconciliadora, que les ha permitido y les permitirá, siempre, afrontar las dificultades y avançar con alegria haciendo escuchar sus voces musicales de lucha, con diferentes maneras y colores, aunque sea debajo de tantos trozos de tejidos duplicados que se les obliga a llevar, o que las llevan por sus propias convicciones, creencias y voluntad.

 

 

SALWA3

 

 

 

(Ponencia presentada per la autora a la sesiones Mundos Femeninos, Religiones y Creencias: las mujeres hablan. Diálogos para nuevas relaciones de género desde el ámbito espiritual, que tienen lugar en diferentes espacios de Barcelona en noviembre y diciembre de 2014)

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of Tona Gusi

Tona Gusi

Fundadora i Co-coordinadora de La Independent. També és psicòloga menció en Psicologia d'Intervenció Clínica i menció en Psicologia del Treball i les Organitzacions.
Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

La violencia de tantos hombres contra las mujeres

Foto www eb edu OPINIÓN Porque no se puede decir que los agresores de...

Los derechos humanos en las políticas públicas de Cataluña

Informe sobre el Plan de Derechos Humanos español y recomendaciones para el futuro El Instituto...

Barcelona: Mesa redonda sobre representaciones y estereotipos en la cobertura informativa / La Independent / Noticias Género

Los medios de comunicación como constructores y reproductores de tópicos significados discursos y estereotipos...