Thursday 30 May 2024

Thursday 30 May 2024

Compartir

Con Julian Assange manipulan una causa de las mujeres por una agenda política

El poder de WikiLeaks

Por Katrin Axelsson, de ARTEMISA. Argentina

 

 Muchas mujeres, tanto en Suecia como en Gran Bretaña, se maravillarían ante el inusual celo con el cual Julian Assange está siendo perseguido por denuncias de violación. Las mujeres de Suecia no lo llevan mejor que las británicas en cuanto a violaciones. Aunque Suecia tiene el más alto número per cápita de denuncias de violación en Europa y éstas se han cuadriplicado en los últimos 20 años, la tasa de condenas ha descendido.

 

El 23 de abril de 2010, Carina Hägg y Nalin Pekgul (Primera Ministra y Presidenta de Mujeres Socialdemócratas de Suecia, respectivamente) escribieron en el Göteborgs-Posten que hasta un 90 por ciento de las violaciones denunciadas nunca llegan a la corte. En 2006, seis personas fueron condenadas por violación, aunque casi 4.000 habían sido denunciadas. Respaldaron el llamado Amnesty International para que realizara una investigación independiente que examinara los casos de violación que fueron cerrados y la calidad de las investigaciones originales.


A Julian Assange, que parece no poseer condenas criminales previas, se le negó fianza en Inglaterra (en principio; ahora está en libertad condicional bajo fianza y con peligro de extradición si le envían a Suecia), pese a contar con seguros de más de 120.000 libras. La fianza, sin embargo, es una rutina en las denuncias por violación.

Durante dos años hemos estado apoyando a una mujer que sufrió violación y violencia doméstica de un hombre que había sido condenado después de intentar asesinar a una excompañera y su hijo (se le concedió fianza mientras la policía investigaba).

200px-Wikileaks_logo.jpg


Hay una larga tradición de utilizar la violación y el asalto sexual para agendas políticas que nada tienen que ver con la seguridad de las mujeres. En el sur de los Estados Unidos, el linchamiento de hombres negros era justificado a menudo diciendo que habían violado o mirado a una mujer blanca. Las mujeres no toman graciosamente que nuestra demanda de seguridad sea manipulada, mientras la violación continúa siendo descuidada, en el mejor de los casos, o protegida, en el peor.

Katrin Axelsson *Mujeres contra la violación

(Aquí, versión original de este artículo)

http://www.guardian.co.uk/media/2010/dec/08/wikileaks-rape-allegations-freedom-of-speech?CMP=twt_fd

 

Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Les dones guanyen gairebé un 30 per cent menys que els homes a AL

En els últims 60 anys, els països d’Amèrica Llatina han experimentat un fort creixement...

Barcelona: Tallers dedicats a la vulva, la vagina i el clítoris a Llibreria Pròleg / La Independent / Notícies gènere

Aquesta setmana, des del 12 de gener, s’inicien els tallers “Consciència i cos de dona”,...

Contra el feminisme de “què hi ha d’allò meu”

Que algunes dones arribin a llocs de comandament no canviarà gens ni mica la situació...