martes 23 julio 2024

martes 23 julio 2024

Compartir

*Palabras de Imma Mayol en un acto de reconocimiento a Victòria Sau en 2006

 

220px-Imma Mayol 2014b cropped

Escrit per Inma Mayol

OPINIÓN

Estoy profundamente contenta y tengo una emoción muy especial en poder participar en el marco de estas jornadas que conmemoramos treinta años de nuestra historia -posiblemente para mí, la parte más importante de nuestra historia- en un espacio de reconocimiento a Victoria Sau.

Me siento vinculada a ella por muchas razones, una de ellas muy sustantiva para la profesión por la estima de la psicología, como camino de conocimiento profundo para el ejercicio real de la libertad. Libertad que yo como mujer sólo puedo ejercer vinculándola a un hecho singular de mi identidad, justamente el “ser mujer”. Esta ha sido una de las aportaciones esenciales de la Victoria, mientras nos enseñaba psicología diferencial en la Universidad de Barcelona.

Pero hoy el vínculo más estrecho con ella que quisiera singularizar es lo que nos unió cuando yo era diputada. A partir de su sabiduría pude (y con la reflexión y trabajo conjunto con Montse Otero, Mariona Ribalta y la Merced Fernández) elaborar una proposición de ley en el Congreso para que una pareja pudiera elegir el orden de los apellidos de sus criaturas y subvertir así un importante signo del patriarcado en nuestras leyes: lo que obligaba a la prelación del apellido paterno en relación con el materno.

El día que debatíamos la propuesta en el Parlamento de Cataluña, con tu presencia, Victoria, yo recuperaba las reflexiones que haces en el libro El vacío de la Maternidad sobre la clara historicidad del patriarcado. Allí explicas que en el origen de la humanidad se pensaba que la madre Tierra era supuestamente creadora, por partenogénesis, sin necesidad de ser fecundada por una entidad masculina; y esta creencia duró hasta bien entrada la era clásica de Grecia. I de ahí a la utilización del orden de los apellidos por el patriarcado hay un abismo. Como tú bien dices, la historia del nombre, en el sentido del apellido, y por extensión el linaje, es muy larga y compleja. No siempre fueron los apellidos como hoy los entendemos los conocimientos y el procedimiento para nombrar.

Lo que no ha variado en el tiempo, desde entonces, lo que se ha perpetuado siglos y siglos es que en los apellidos va incorporado siempre un hombre, al que los hijos dan continuidad, pero no las hijas. “Hemos llegado a la situación actual -decías- en que las mujeres ni siquiera en las democracias occidentales podemos ser conocidas más que por el apellido de nuestro padre, y el del padre de nuestra madre; de la madre no recibimos el nombre, porque ella tampoco lo tiene. En la línea descendente, siempre es hija de su padre, nieta de sus abuelos –barones-; en la línea descendente, en ella se acaba el nombre que, a pesar de ser masculino, desaparecerá cuando sus hijas e hijos tomen el apellido de su marido o compañero. “

Gracias Victoria por haber hecho posible cambiar esta situación. Gracias por haber ayudado a crear un espacio más en el ejercicio de la libertad femenina al contribuir a que se pueda producir un cambio natural profundo en el imaginario col-lectivo, en el simbólico de nuestra sociedad, al situar la reflexión y decisión personal entre una pareja -y por tanto entran en juego, deseos, miedos, prejuicios, vínculos- lo que hasta hace poco venía determinado, entre comillas, por una ley natural, que como tantas otras nos niega nuestra genealogía.

Gracias Victoria por todo lo que nos has dado.

*Texto de Imma Mayol para el acto de reconocimiento a Victòria Sau en las Jornadas Feminstas 2006

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search

There is no Event

Butlletí de notícies

Subscriu-te al nostre butlletí setmanal amb les darreres notícies publicades.

També et pot interessar

Oscurantismo en la justicia

OPINIÓN ¡Se ha conseguido! Mujeres penalistas y movimientos feministas han logrado que se amplíen...

Cèlia Sànchez-Mústich presenta el seu darrer poemari On no sabem

El passat dijous dia 24 es va fer la presentació del darrer llibre de poemes...

“Egipto habla de todas y todos”

Cada caida de un déspota es una victoria para la humanidad. ”Habló intencionalmente con la...