La Renta Básica Universal, una renta básica para toda la ciudadania

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Derechos Humanos - Derechos de las Mujeres - Derechos de las Mujeres

  

 rendabasica 1

 

Con la crisis sanitaria se evidencian las carencias del sistema sanitario: camas, equipos, personal, materiales... fruto de tantos años de recortes.

Recordamos que un personaje relevante del gobierno del PP en tiempo de la crisis reconocía (junio 2016) que nos destrozaron el sistema sanitario. Sin olvidar la corriente austericida instalada en la mayoría de gobiernos desde Europa a Cataluña. Y la austeridad, hasta ahora, va a cargo de los servicios públicos, del bien-estar. Ahora, la pandemia del Coronavirus colapsará el sistema.

El personal sanitario y o de limpieza de los centros médicos, residencias de personas mayores, centros de día, etc no tienen suficientes recursos para atender a todo el mundo y cuidar de quién enferma y tener los espacios limpios. Faltan los materiales más fundamentales: mascarillas, guantes, batas, epis, respiraderos, etc. La situación es muy grave. Todas las personas que están sosteniendo los servicios asistenciales y esenciales están trabajando en condiciones de alta inseguridad, también para ellas mismas.

Para que el sistema resista algo más, el confinamiento es la respuesta. Un confinamiento que según las autoridades médicas de China y la OMS (ahora), y autoridades científicas de nuestro país, debe ser total. Esta medida es la que pide aplicar el Govern de la Generalitat, a pesar de que el Gobierno del Estado español se resiste y envía a  mucha gente a trabajar y aplica cierres parciales en el estado de alarma.

El coronavirus tiene efectos inmediatos en la economía. El parón de la producción ha comportado que los despidos se hayan disparado. Las escuelas cerradas dejan servicios extraescolares y comedores escolares sin trabajo. Profesionales pierden trabajos previstos...

El Gobierno y el Govern han hecho públicos Planes de Choque, insuficientes. Batería de medidas sociales y económicas que no incluyen a todo el mundo. Muchas familias y personas solas se quedan sin ingresos, muchas ya no los tenían garantizados antes de la llegada de la Covid19. Las medidas que vamos conociendo son parciales y vienen envueltas de discursos de miedo y lenguaje militarizado, por las formas y por los personajes que cada vez adquieren más protagonismo en las interveciones para dar cuenta de la gestión del coronavirus. No estamos en guerra. Estamos en una pandemia sanitaria que afecta a las personas, a todas. Y pararlo todo no para las necesidades básicas de todas las personas. La respuesta política tiene que asegurar que la gente podremos sobrevivir mientras todo el mundo hace su parte para superar la Covid19. Paramos. Nos quedamos en casa.

La crisis anterior, 2007, ya tuvo efectos devastadores para la mayoría de personas. La salida de aquella crisis se sustentó en salvar y rescatar la banca, las empresas ibex, la construcción, etc, cargando la deuda en la ciudadanía y favoreciendo la precarización de las trabajadoras y trabajadores con una reforma laboral a gusto del empresariado.

Ahora volvemos y el peligro es volver a afrontar los efectos en la economía igual que el 2007. El resultado será devastador. Ya lo está siendo. Dejar a la gente sin ingresos es inadmisible.

Es el momento de la Renta Básica Universal, una apuesta basada en valores republicanos: todo el mundo debe tener unos ingresos suficientes para garantizar su subsistencia y libertad: todo el mundo cobra un importe y en caso de no necesitarlo, si ya se tienen ingresos suficientes, se devuelve con la declaración de renta. La cobraría todo el mundo, es incondicional, menores de edad también. Permite complementar ingresos por trabajos, estos que te salen a veces, estos que ahora tienes y ahora desaparecen. Y es con la declaración que se equilibra: devolviendo todo o la parte de ingresos recibidos por la renta básica que no necesitas, o que no te tocaban por tus ingresos, que superen el tope establecido. Es un mecanismo que garantiza la redistribución de la renta. Implica cambios fundamentales en la gestión de recursos y la fiscalidad. Y mucho más. No es la solución perfecta si no nos incluye en todas. Las personas sujetas a una ley de extranjería que te impide "existir legalmente-administrativamente" no tendrían que quedar al margen.

Hay diferentes estudios que demuestran la viabilidad de una renta básica universal e incondicional, entendida como derecho de ciudadanía, para todo el mundo. La Red de la Renta Básica  trabaja desde hace muchos años y saben como implementarla en nuestra casa.

Una medida así daría herramientas a todo el mundo ante la precarización de vida que tenemos la mayoría de las personas del país. Ante la angustiosa incertidumbre de poder subsistir que a menudo te lleva a aguantar situaciones de violencia, de todo tipo de violencia: machista, institucional, laboral... el desgaste emocional es altísimo y tiene efectos en la salud, en la mala salud. A estas alturas, ninguno de los Planes de choque anunciados ni las medidas que se anuncian cada día (para continuar posando "parches" ante la parcialidad evidente de las medidas económicas aprobadas), sirven para la totalidad de la población: hipotecas pero no alquileres, a pesar de que en Cataluña si tienes ayudas para el alquiler del parque público de viviendas de la Generalitat sí!, autónomos pero si demuestras diferencia de ingresos en comparación al mismo periodo del año anterior!, parada de los desahucios, prohibidos los cortes de luz y agua y en Cataluña (por ley ningun hogar se puede quedar sin luz ni agua) descuento del canon del agua al 50% , ertes sin consumir paro y acceder al paro aunque no tengas cotizado todo el que haría falta ... ambas medidas pero, dejan excluidas a las trabajadoras del hogar y todos los trabajos al margen del mercado formal, y así con todo.

Es hora de apostar por la gente, por toda, no por el capitalismo inhumano que controla los gobiernos y govern y sus políticas. Es la hora de la renta básica universa, que es la única manera de incluir a todas y todos, también a las invisibles y olvidadas en todo Plan de Choque Social.

La improvisación de la gestión de la pandemia y las medidas que se lanzaron inicialment, no son suficientes y obliga a aprobar más medidas. Los movimientos sociales, los grupos de apoyo, los colectivos que resisten, aprietan y mantienen la presión para poner en el centro la vida y no la economía. En Catalunya, esta semana, empieza a sonar "la necesidad de cierta renta básica de emergencia". Aprovechemos!

 

Podéis consultar aquí los decretos y medidas:


Gobierno Cataluña. Comunicados Generalitat
Actualización sobre las restricciones de actividades por la Covid-19 en Cataluña 
Gobierno Estado español. Plan de medidas 
Real decreto Estado de Alarma 463/2020
Otras propuestas de renta básica

Hastags: #ensquedemacasa #reptedepaís #COVID2019 #objectiuindependència