Potente y sorora Asamblea de migrantas y refugiadas 8M

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Migraciones - Migraciones

Asamblea migrantas 5

Asamblea del 23F

"Me abrazo, las abrazo, nos abrazamos...", así comenzó una reivindicativa Asamblea de #migrantas y refugiadas, preparativa del 8M para el que emitieron un manifiesto.

 

La asamblea, realizada el sábado 23 de febrero en Ca la Dona, aprobó el manifiesto de 26 puntos que habla del racismo y xenofobia institucional; de las dificultades, trabas y explotación en el mercado laboral, con sus consecuencias de precarización; y de las violencias racistas y heteropatriarcales.

Al comenzar la Asamblea #Migradas y Refugiadas 8M, la feminista islámica y miembra de la Red de Migración, Género y Desarrollo, Khadija Fath, dio la bienvenida formal e inauguró el encuentro. Ella es la única a la que aquí se nombra. Resulta difícil atribuir a una sola de las asistentes cada frase, dicha más bien en conjunto y de diferentes maneras, por lo que se han rescatado algunas como ejemplo del tono y el ánimo. 

 

Asamblea migrantas 9

Diversitat i sororitat.

 

 

Se trató de una asamblea diversa y nutrida, con un ánimo muy acogedor, sororo, entre las participantes; con un ánima de fuerza y energía en el ambiente; con un efecto de catarsis colectiva de las penas comunes de la migración; y con un espíritu, a la vez de muy reivindicativo, alegre. Estos aspectos fueron resaltados por varias de las participantes, algunas de las cuales era la primera vez que asistían a este tipo de encuentro o habían regresado, luego de una primera, por esas características.

En la asamblea se observó, en los cuerpos de las asistentes, lo que se entiende socialmente por "migrante": persona del sur del planeta, Latinoamérica y África. Salvo una italiana y alguna catalana que acompañaba o tomaba fotos, no había mujeres del norte blanco y rico.

Asistieron algunas a título personal, de diversos orígenes, y representantes de organizaciones igualmente diversas. Estaban mujeres de Marruecos, Senegal, Gambia y Guinea; de Turquía y Palestina; de Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Brasil, Colombia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Puerto Rico y México, con su diversidad de acentos, rostros y tonalidades de piel. Tonalidades reivindicadas y remarcadas, como lo hacen las negras, porque es en ellas donde fundamentalmente se centran las diferencias sutiles, las exclusiones institucionalizadas y los ataques abiertos.

"Mi hija estaba llorando porque en el colegio le dijeron negra. Yo le dije que eso es lo que era. Negra. Repítelo: negra, negra, negra... Y al final, ella se reía. Ser negra es nuestro orgullo", dijo una de las asistentes.

 

Asamblea migrantas 7

Reivindicación de la negritut.

 

Miedos y preocupaciones

El manifiesto, redactado en un lenguaje acorde a su razón de ser y objetivo, refleja lo que en palabras se dijo en la asamblea. Allí, una de las etapas (ya que hubo además una performance y actividades) con mayor intervención de mujeres hizo referencia a sus miedos y preocupaciones:

La precariedad, las dificultades para encontrar trabajo, la experiencia de que siendo migrada las posibilidades se reducen al máximo; la conciencia de ser quienes están en la base de la base de la sociedad: migrada, racializada y además mujer; mucho más si eres puta y además trans; que el ascenso es imposible no por el techo de cristal, sino por el piso pegajoso... una a una, fueron expresando realidades.

"Por muchos años que estés aquí, siempre eres de fuera. Tú te has olvidado de que naciste fuera, pero siempre hay alguien que te lo recuerda y de mala manera". El racismo recurrente en sus distintos grados.

"Más allá de lo cotidiano, temo por el surgimiento de los fundamentalismos religiosos combinados con la política. Estoy hablando de VOX", comentó una de las asistentes. La tendencia global y española de fortalecimiento de la extrema derecha racista, machista y LGTBIfóbica, fue un punto importante de las preocupaciones.

"Lo que está pasando atenta contra nuestros espacios ganados. Es un huracán que sabemos que llega y que hay que protegerse, nos tenemos que cuidar hasta que pase", agregó otra.

Y la criminalización de la pobreza; y los estigmas que marcan a las personas migradas, tengan o no profesión; y el nulo reconocimiento de los saberes situados; y la islamofobia, los ataques a las mujeres musulmanas por su vestimenta, consideradas pasivas y víctimas; y temor porque se reproduzca lo vivido en los hijos, por la segunda y tercera generación que sigue siendo considerada migrada; y más. 

 

Asamblea migrantas 2

Una explicación de las violencias vividas.

 

Conquistas y poder

También se habló de conquistas, de construcción, de objetivos y logros. Entre éstos últimos, el hecho de que se haya hecho esta asamblea, que haya esa conjunción de personas, asociaciones y acciones.

"Ojalá hubiera tenido esto hace 20 años, en que me sentía tan sola y no había un colectivo que me represente"; "ahora podemos y estas redes las debemos seguir construyendo", dijeron en las intervenciones.

La diversidad de organizaciones que acudieron a la asamblea muestra también la diversidad de la migración en Cataluña y las redes de colaboración y reivindicación que éstas van tejiendo: estuvieron representadas la Asociación de Mujeres Migrantes Diversas, ADIS, AHCAMA, Marea Verde Barcelona, Mujeres Brasileñas Antifascistas, Libélulas, Feministas Autoconvocadas Nicaragua, Red de Migración, Género y Desarrollo, Las Kellys Barcelona, Pan y Rosas, Feministas de Sants, Sindicato Otras, Ayllu, Huitacas, Refugiadas y exiliadas de Colombia, Comisión Feminista de Calella, Ussel Senegaleses, Asociación de Mujeres Africanas de Calella, Al-Karama, Asociación Educación Menstrual, Qatary y Ateneu del Raval.

El hecho de haberse realizado la asamblea en Ca la Dona y formar parte de esta entidad insigne del feminismo catalán, que acoge a muchos colectivos de mujeres locales, es tanto un logro de las organizaciones migradas como una muestra de que la diversidad está siendo construida para hacerla más cotidiana en muchos espacios.

El manifiesto titulado "Porque la historia lo exige: descolonicemos el poder, el saber y el ser. Manifiesto por una huelga feminista descolonial y antirracista #8M", así como las diversas formas que se han planteado de asistencia en la manifestación del 8M, son parte de las acciones ya no de reivindicaciones sociales, sino también políticas, que el colectivo de mujeres migrantes lleva a cabo.

Entre las varias asistentes que tomaron la palabra, el sábado, se escuchó: que habían ido allí con "el corazón y el útero abierto para aprender, aportar y compartir experiencias", para "construir, acompañarnos y cuidarnos entre todas", para "hacer una acción colectiva migranta", para "aunar fuerzas para el 8M", para "que ninguna esté sola, para dar y recibir, para abrazar". Y así fue. 

 

Imágenes de la Asamblea

 

Asamblea migrantas 1

 

Asamblea migrantas 4

 

Asamblea migrantas 10

 

Asamblea migrantas 6

 

Asamblea migrantas 8

 

Més informació:

Manifiesto por una huelga feminista descolonial y antirracista #8M