El pluralismo feminista

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Opinión - Opinión: Empoderamiento y Liderazgo

Bàrbara Ramajo - f. Pepa Vives

 

 

OPINIÓN

Sobre el 8 de Marzo, las feministas de Ca la Dona y un reciente manifiesto crítico por parte de algunas organizaciones feministas abolicionistas de Barcelona.


Resulta que las feministas de Ca la Dona de Barcelona, ??a los ojos de las firmantes del manifiesto presentado en rueda de prensa el 23.01 y difundido por redes sociales el 21.01, no sólo no somos feministas, sino que quisimos manipular una asamblea convocada el domingo, 20.01 para preparar la Huelga Feminista 8M en nombre de los "intereses de la industria del turismo sexual y la prostitución" (título rimbombante del manifiesto difundido).

Las organizaciones feministas abolicionistas de Barcelona, ??que dicen "formar parte de la asamblea 'Huelga Feminista 8M' que coordina la organización de la manifestación del 8 de Marzo en Cataluña y se integra en la plataforma estatal 8M" (no por ser muchas puntualmente te da la condición histórica de membresía) denuncian la manipulación de este órgano a través de la participación de personas vinculadas a la ilegalizado sindicato OTRAS". Este sindicato (subrayado ilegalizado, que desprestigia bastante) no ha desembarcado en una asamblea con la intención de hacersela suya con el razonamiento "Nosotras somos las poseedoras de la verdad feminista: si admitís estas ilegales en la asamblea, debeis admitir nuestros argumentos abolicionistas". En una asamblea para preparar la huelga del 8M! Que, como su nombre indica, ya tiene un propósito y un tema.

En mi opinión, por las declaraciones y opiniones de las firmantes del manifiesto desacreditador y su difusión por las redes sociales, no parece que trabajen para la huelga del 8M y para organizar un 8 de marzo reivindicativo en el que, una vez más, el movimiento feminista organizado de base demuestre que es capaz de sacar a la calle las reivindicaciones feministas en toda su pluralidad. Parecería que se dedican más esfuerzos a denunciar Ca la Dona por alojar y promover una asamblea que decide algo con lo que no están de acuerdo: recoger en el manifiesto el trabajo sexual como un derecho. Parece una campaña montada para desprestigiar un feminismo no sectario y yo, ante este aparecer y desaparecer sonoramente en las vísperas de un gran acontecimiento feminista, me pregunto que no sea que se tratara de ganar un espacio mediático y político utilizando el abolicionismo como cuña. El relato de Cristina Serrano así lo señala, además de contener reflexiones que podrían ser tachadas de transfobia y racistas (Pueden leer el relato de otras asistentes a dicha asamblea ). En Ca la Dona, espacio feminista donde no hay presencia política de partidos, siempre hemos defendido la pluralidad democrática y que en el feminismo puede haber más de una postura.

Se trata quizás de una huelga que inquieta y perturba al gobierno socialista? Que descapitaliza de liderazgo sindical UGT y CCOO? Se trata de sólo llevar los debates a un tema que no tiene solución en las filas feministas, porque siempre habrá y ha habido abolicionistas y antiabolicionistas? No será que el abolicionismo está siendo utilizado para disminuir la fuerza de un movimiento en el que hace años que sabemos estar y convivir en desacuerdo, en este y en muchos otros temas?

Sea quienes sean, por favor, no hablen en nombre de todas las abolicionistas, porqué las abolicionistas han estado desde siempre en los feminismos debatiendo y conviviendo. Podrían mostrar más tolerancia, hacia las trabajadoras sexuales y más fuerza contra la transfobia, el racismo y el purismo-puritanismo agresivo. Ninguna mujer o colectivo se puede considerar como poseedor de la verdad del feminismo. Tampoco ayuda a los feminismos el vertido de críticas envenenadas en las redes sociales y en los medios de comunicación.

Las otras feministas, las lesbianas, las prostitutas, las trans, las antirracistas, las queer, las ilegales, las paralegales, las legalistas para ampliar los derechos sociales -y no para excluir y controlar los espacios políticos- y todas aquellas que entendemos la lucha contra el heterocispatriarcado blanco como una lucha no sectaria y abierta en múltiples frentes, transversal y interseccionada, seguiremos aquí, haciendo tanto del feminismo como de Ca la Dona una casa / lugar de todas y de todas las feministas, abolicionistas no sectarias incluidas! Una casa que no es una dependencia municipal con portera a sueldo, sino una casa levantada por sus socias y autogestionada en la medida de lo posible.

Por la lucha feminista a la huelga, compañeras trabajadoras (sexuales también), este 8 de Marzo.

* Bárbara Ramajo Garcia (Lesbiana Feminista y abolicionista de sectarismos)