Pistas para narrar historias de violencias contra ellas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Opinión - Opinión: Medios de Comunicación - TICS

  

columnista bw

OPINIÓN

Necesitaremos un curso, una maestría y hasta un doctorado para trabajar desde la igualdad, la inclusión y la no discriminación, desde la democracia, pero no es suficiente adquirir el saber como simple transmisión de conocimientos, se aprende con un profesor o una profesora, en un libro o en Internet

 

Indignación y vergüenza ajena produce la información que publica un buen número de colegas y la mayoría de medios de comunicación sobre las violencias contra las mujeres y en general lo que a ellas se refiere, les parece que con decir que son mujeres o hacerlas visibles están despachados sus derechos y el enfoque de género, ese que la derecha rancia de este país distorsiona con la etiqueta de ideología.

El tratamiento que dio la mayoría de medios al caso de la violencia contra Eileen Moreno, ejercida por Alejandro García, expareja de la actriz, son una pequeña, pequeñísima muestra del desconocimiento que tienen profesionales de la comunicación y el periodismo para informar desde la inclusión y la no discriminación a las mujeres. Es cierto que reivindicamos el derecho a ser nombradas, pero con respeto, con dignidad y desde los derechos.

No es suficiente que hablen de nosotras en los medios. ¿Cómo lo hacen? ¿Cuál es la mirada? ¿Utilizan el contexto? ¿Conocen la historia del movimiento de mujeres? ¿Podrían diferenciar entre feminismo y machismo y no decir que lo uno es lo contrario de lo otro? ¿Conocen los derechos de las mujeres? ¿Creen que el lenguaje incluyente es una necedad de unas viejas locas? ¿Esa nota que publicó, la haría igual si se tratase de un ser querido? ¿Conoce las normas internacionales y nacionales sobre los derechos de las mujeres? ¿Cuándo habla de contraste en la noticia sobre mujeres ¿a qué se refiere? ¿Utiliza cifras comparativas y desagregadas?

Es necesario recordar que las mujeres hemos vivido la desigualdad, las violencias, el encierro en el espacio privado, sin poder decidir en la vida pública hasta hace muy poco tiempo y como si esto fuera poco, sin el derecho a ser nombradas y hoy cuando lo reclamamos como un derecho, saltan las voces de quienes sienten amenazado su gran o pequeño reino, su poder frente a las mujeres que poco a poco (demasiado lento diría yo) se transforma en ese trasegar que llamamos igualdad en derechos, democracia, participación. Este diplomado no está disponible para el señor Alejandro Ordóñez. ¡Qué desfachatez! Qué desfachatez un misógino como representante de Colombia en la OEA.

Pero no nos alejemos de nuestra intención. También se necesitan ganas de adentrarnos en lo que para algunas personas sería el mundo al revés, salirnos de la naturalización y la normalidad para comprender que si el mundo cambia el periodismo debería cambiar y no convertirse en la cola del conservadurismo y la cabeza de un mundo retrógrado.

Los medios no pueden considerar igual lo que ha sido desigual o ¿por qué creen que la Plataforma de Beijing habla del adelanto histórico de las mujeres? Parece que las conquistas de las mujeres causa mucho ruido. Disculpen sus señorías, son cientos de años, cientos, sin derechos.

Necesitaremos un curso, una maestría y hasta un doctorado para trabajar desde la igualdad, la inclusión y la no discriminación, desde la democracia, pero no es suficiente adquirir el saber como simple transmisión de conocimientos, se aprende con un profesor o una profesora, en un libro o en Internet. Hace falta la intención, abrir a 180 grados la interpretación del mundo, la disposición para nuevos saberes y para quienes manejan la política eso tan común de decir en la calle: voluntad política. Le agregamos: participación ciudadana.

Pero mientras todo eso ocurre, Consejo de Redacción publicó una cartilla para dar herramientas a periodistas: Pistas para narrar historias con enfoque de género desde los derechos de las mujeres, que pueden consultar AQUÍ

Cómo informar sobre un feminicidio tanto en prensa como en televisión, cómo hacer el cubrimiento del trabajo sexual en la radio, cómo hablar de las mujeres lesbianas en la web, además de las " 20 razones y estrategias para garantizar los derechos de las mujeres en el cubrimiento de la paz", propuestas por la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género.

La cartilla entrega categorías, normativa internacional y nacional, líneas de tiempo, reflexiones, buenas prácticas, bibliografía, en últimas, entrega unas herramientas para iniciar o continuar con un periodismo para "incluir a las mujeres en la información, con una mirada de derechos, con un sentido de construcción democrática, con un afán de inclusión y no de discriminación; usar un lenguaje que las incluya, porque no es lo mismo decir hombre que mujer, como tampoco lo son las afectaciones de los distintos problemas para unos y otras; es asumir el derecho que tiene más de esa mitad de la humanidad: el derecho a ser nombradas".

* El Espectador