Palestina en el corazón, un genocidio criminal

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Opinión - Opinión: Derechos Humanos - Derechos de las Mujeres

 

 

 Amb el cabell blanc

 

OPINIÓN

Coincidiendo con el NAKBA, los 70 años de la ocupación militar de Israel en Palestina, se ha producido un movimiento fundamental en el campo de la geoestrategia política en Oriente Medio. 

Por un lado Trump rompe su acuerdo nuclear con Irán, y por otro, abre su embajada en Israel. Y este es un golpe de fuerza que puede agravar aún más el conflicto en la zona, en particular, la causa de Palestina que, con la multiplicidad de conflictos en la zona, tiene el riesgo de pasar a un segundo plano, pero que las razones de la memoria, la solidaridad y el compromiso de los pueblos no nos puede permitir olvidar.

Las mismas mentiras que en Irak

Por un lado, nos cuenta la periodista y amiga Nazanin Armanian en uno de sus artículos en El Público, "en el decimonoveno aniversario de la agresión militar a Irak, tanto EEUU como Israel usan contra Irán las mismas mentiras que fabricaron para justificar la guerra en Irak y persiguen los mismos objetivos ".

Cortina de humo de problemas propios

Es que los objetivos de la Administración Trump hoy pasan por desviar la atención de la ciudadanía de "Rusiagate" y los escándalos sexuales que pueden acabar con el mandato del presidente que será recordado no como el presidente más vulgar, degenerado, machista, racista, inculto y aporòfob de EE.UU., sino como el guerrero de mano de hierro capaz de poner de rodilla a los persas. También se pretende, entre otros objetivos, desviar la atención de su cómplice Benjamín Netanyahu, acosado por el fiscal anticorrupción, que es la causa de que realmente se esconde detrás del ruido de la bomba iraní.

Se rompe un consenso de 70 años

La verdad es que el mismo día en que Donald Trump decide trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo Jerusalén como la capital de Israel, provoca y rompe con 70 años de consenso internacional, y no hace otra cosa más que avivar el conflicto. Unas 40.000 personas participaron en marchas en Gaza y Cisjordania mientras la policía israelí patrulla frente al edificio del consulado estadounidense de Jesusalén, lugar elegido para ubicar la embajada de EEUU.

La insistente propuesta de un estatuto para Jerusalén

El estatus de la ciudad santa de las religiones musulmana, judía y cristiana ha sido el centro desde antes de la creación de Israel. De hecho fue el detonante de la Segunda Intifada en septiembre del 2000 cuando Sharon ordenó la invasión militar de la explanada de las mezquitas. El año pasado, la instalación  de cámaras y arcos de seguridad en la Explanada volvió a desencadenar una ola de protestas. Según el Ministerio de Salud de Palestina, en un solo día, en las actuales protestas han muerto ya 52 personas, la mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años y -como mínimo- cinco adolescentes.

Los niños, el enemigo a batir?

Según "Shave the children", parece que desde las protestas que se suceden en la Franja de Gaza cada viernes desde el 30 de marzo, son ya 500 las lesiones registradas en menores, de hecho 250 niños han sido heridos de bala. Ya nadie pone en duda las intenciones genocidas del gobierno de Israel que se ceba particularmente en los niños. Cada año 700 niños palestinos son detenidos por Israel. Según el Club de prisioneros Palestinos, Israel tiene más de 400 menores palestinos en custodia.

El delito ?, tirar piedras

La ONG B'Tselem afirma que los niños detenidos, sin cargos ni juicio, han aumentado desde octubre de 2015. Desde el año 2000 son 8000 los niños palestinos detenidos por Israel. La acusación más común que presentan es la de lanzamiento de piedras, castigado hasta 20 años de prisión. El 86% de niños palestinos detenidos han sufrido violencia física. Los prisioneros viven en unas instalaciones insalubres y superpobladas, sin acceso a salud, golpeados, abusados ??y humillados por quien los custodia, amenazados por el confinamiento solitario y con fuertes restricciones de visitas de los familiares.

Montajes comerciales al servicio del poder

Este sábado Israel ganó el Festival de la Eurovisión. Sí ya sé que era un festival musical, de canción concretamente (ejem, del mercado discográfico, quiero decir ...), pero a nadie se le escapan las connotaciones políticas que se esconden. Alguien tiene dudas todavía de por qué, en este Festival se ha apoyado Israel ?. Es que pretenden que sea el punto de mira del poder de occidente hacia dónde tenemos que mirar los "buenos" en esta contienda mundial en la que nos han embarcado ?.

Palestina en el corazón

Como dice Brigitte Vasallo, "ninguna canción puede maquillar el terrorismo de Estado con el asesinato de niños y el exterminio que se aplica a Israel". Porque la causa de Palestina aún nos late fuertemente a la conciencia de muchos y muchas y nos hace levantar de nuevo nuestro grito de alarma así como nuestra voz solidaria.