Chile: No es no. Miles de personas marcharon por las calles de Santiago / La Independent / Notícies gènere

Miles de personas marcharon por las calles de Santiago y otras siete ciudades del país exigiendo que se ponga fin a la "cultura de la violación", evento convocado por la Coordinadora Ni Una Menos, ante los asesinatos de lactantes, la denuncia de una violación colectiva a una joven y la oleada de tomas feministas en establecimientos educacionales del país.

 

Chile copia

La acción es parte de movilizaciones en todo el país, lideradas fundamentalmente por estudiantes universitarias y liceanas, quienes demandan una educación no sexista como única manera de responder efectivamente ante las cada vez más numerosas denuncias de abusos y acosos sexuales por parte de profesores y compañeros varones, sumándose al menos 21 establecimientos movilizados.

La Coordinadora Ni Una Menos convocó a esta marcha en el contexto de dos pequeñas lactantes que fueron violadas y asesinadas por familiares en enero y abril de este año, además de la denuncia de una joven que señaló haber sido violada por varios hinchas del equipo de fútbol Universidad de Chile, en abril pasado.
La movilización también fue detonada por la reciente condena rebajada de jueces españoles ante el caso conocido como "La Manada", en el que cinco hombres violaron a una joven en las fiestas de Pamplona, pero fueron condenados solo por abusos sexuales y no violación porque la víctima no habría opuesto resistencia, lo que ha provocado masivas acciones de protestas en Europa. 

Para Ni Una Menos, todos estos casos evidencian lo que llaman "la cultura de la violación", en la que se normaliza el abuso y maltrato sexual hacia las niñas y mujeres, por ejemplo, con bromas al respecto, lo que banaliza estos crímenes.

Elena Dettoni, vocera de la Coordinadora Ni Una Menos, indicó a SEMlac: "La trivialización de la violación nos sigue sacudiendo, en una cultura que provoca creencias erradas que decantan en agresiones sexuales, como un acto de dominio y subyugación del cuerpo de las mujeres, de las niñas. Es urgente nombrar y reconocer que esta cultura está instalada para enfrentarla y erradicarla".

Agregó que es necesario "desnaturalizar el silencio que supone la vergüenza, el dolor, dejar de castigarnos si no ´nos cuidamos´ suficiente. Es necesario dejar de creer que los violadores son hombres ´anormales´ fácilmente reconocibles y por tanto excluibles de nuestros espacios".

A la marcha asistieron organizaciones y colectivos feministas, partidos y movimientos políticos, estudiantes universitarios y secundarios, hombres y mujeres que se manifestaron cantando, bailando y gritando en contra del machismo que se encuentra detrás de todas estas violencias sexistas. Uno de los gritos más escuchados fue "Piñera machista, te va a derrotar una horda feminista" y "No es No, ¿qué parte no entendiste, la N o la O?

Estos gritos son en directa respuesta a varios comentarios sexistas realizados por el actual presidente de la República, Sebastián Piñera, quien ha festinado con estos temas en el pasado al señalar que "Cuando una dama dice que 'no' quiere decir 'tal vez', cuando dice 'tal vez' quiere decir que 'sí', cuando dice que 'sí' no es dama".