La RIPVG llama a derrumbar techo de cristal en la prensa

Atenció: s'obre en una nova finestra. PDFImprimeixCorreu electrònic

Convocatòries-Comunicats - Comunicats

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) llama a los Estados a instrumentar políticas que garanticen acceso equitativo a la propiedad y a los cargos de dirección y toma de decisiones en los medios de comunicación.

"Alcanzar la paridad y erradicar la discriminación por razón de género en la prensa y el periodismo, es una asignatura pendiente", recuerda este #3M.

Este 3 de mayo, en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) hace un llamado a las naciones a instrumentar políticas que eliminen de una vez por todas, el techo de cristal y la discriminación de género, que limita y obstaculiza a nivel mundial, el acceso de las mujeres a la propiedad y a los puestos de dirección y toma de decisiones en los medios de comunicación.

Sólo el 27% de los puestos de alta dirección en las empresas mediáticas están ocupados por mujeres en comparación con el 73% que ostentan los varones, según el informe global de la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF) sobre el estado de la mujer en los medios de comunicación.

Los países nórdicos, que suelen salir bien en monitoreos sobre la igualdad de género, no son muy diferentes tampoco. Aunque si existe paridad en las redacciones periodísticas, a nivel de decisión es otra cosa. En los 6 grupos de medios más grandes de esos países, el 94% de las direcciones ejecutivas son ocupadas por varones. Los hombres también dominan con 82% en puestos de alta decisión y 72% en las juntas directivas.

En Estados Unidos, sólo el 9% de los medios son presididos por mujeres mientras que en Europa sólo el 12% de los puestos ejecutivos de este sector son ocupados por mujeres. En España, por ejemplo, el Informe de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) del 2017, revela que las mujeres ocupan el 10,9% de los cargos de dirección en medios impresos de ese país, el 7,8% en radio y televisión y apenas el 3,9% en medios digitales.

En la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, en cuatro medios públicos (Televisión Pública, Canal de la Ciudad, Radio Nacional y Radio Ciudad) el promedio de mujeres con cargos jerárquicos es 27% y varones 73%.

El número de propietarias de medios de comunicación es ínfimo a nivel mundial y existen escasos indicadores de género que visibilicen esta realidad. En México, por ejemplo, menos del 5% de las concesiones de tv y el 10% de la radio, que son otorgadas por el Estado, están en manos de mujeres.

Es decir, las mujeres ocupan más del 40% de las redacciones y representan el 60% de las personas tituladas de periodismo, pero su número baja ampliamente en la medida que se asciende en la escala jerárquica, de manera que ningún país del mundo ha logrado la paridad sobre la propiedad y ocupación de cargos de alta dirección y toma de decisiones en los medios de comunicación.

Por ello, en esta fecha, la Red Internacional, que agrupa a periodistas de 36 países, advierte con preocupación que, la escasa y muchas veces, nula presencia de mujeres en los consejos de administración y en la propiedad de las empresas mediáticas, representa una amenaza para el pluralismo y la democracia.

Asimismo recuerda que, a 23 años de la Plataforma de Acción de Beijing, donde 189 países del mundo se comprometieron a incrementar la participación y el acceso de las mujeres a la toma de decisiones en los medios de comunicación, los Estados parte están obligados a adoptar medidas hasta garantizar un acceso equitativo a la prensa para mujeres y varones.

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) urge a los Estados a promover la construcción de indicadores de género, que visibilicen las condiciones laborales y la participación de las mujeres en la propiedad y cargos de dirección de los medios de comunicación, para empezar a cambiar esta historia de discriminación.

Alcanzar la paridad y erradicar la discriminación por razón de género en la prensa y el periodismo, es una asignatura pendiente y es urgente empezar a trabajar en la construcción de un entorno seguro para la libertad de prensa, sin techos de cristal, sin violencia ni acoso sexual para las mujeres en las redacciones, sin precariedad ni brecha salarial, propiciar condiciones laborales favorables para la conciliación de la vida privada y profesional.

HashTag:
#3M #PorMediosSinTechoDeCristal #PorMasPropietariasDeMedios #MujeresEnLaPrensa