8 de marzo de 2018: 'mujeres libres en paises libres'

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Opinión - Opinión: Economía y Empleo

 Prou Justícia Patriarcal

 

OPINIÓN COLECTIVA

Uno de los principios motores de esta huelga es la interseccionalidad, 'somos diversas', dice el Manifiesto del 8 de marzo de 2018.

Las formas de opresión que nos atraviesan como mujeres son múltiples. El cruce del machismo con el racismo, el clasismo, el capacitismo y el normalismo o la heteronormatividad, entre otros, produce formas específicas de opresión que tienen que ser visibilizadas. El 'tres vueltas rebelde' de Maria Mercè Marçal, una divisa que tiene ya más de 40 años, habla justamente de esta interseccionalidad, denunciando la combinación de tres opresiones: de género, de clase y nacional.

Desde el feminismo siempre hemos defendido la divisa 'mujeres libres en países libres'. Un país con desigualdades de género no podrá ser nunca un país libre. Y en un país sin libertad o con la libertad amenazada las mujeres tampoco pueden ser libres. La represión política, judicial y económica impuesta por el Estado español sobre Cataluña a raíz del anhelo de buena parte del país de decidir su futuro han supuesto un retroceso de derechos y libertades que nos recuerda otras épocas.

Las fuerzas policiales, en su brutal represión del referéndum, dejaron muchas mujeres heridas y ejercieron violencia sexual, como acreditan las imágenes del 1 de octubre y las denuncias presentadas. Esta represión, dirigida a crear un estado de terror y pánico entre la población, ha comportado un daño social, emocional y colectivo innegable. Además, la intervención del autogobierno a través del artículo 155 nos afecta especialmente como mujeres por la congelación de la financiación de servicios públicos básicos y de las entidades que prestan servicios básicos de atención a la ciudadanía. En definitiva, la denuncia contra el autoritarismo de los estados siempre ha sido una reivindicación feminista.

La represión se ha traducido en compañeras represaliadas (imputadas, encarceladas, exiliadas, golpeadas, o identificadas arbitrariamente por la policía) por el solo hecho de defender unas ideas políticas. Y si nos tocan a una, nos tocan a todas. La sororidad también es esto.

 

Firman

Ainhoa Yll Subirà
Alícia Oliver i Rojo
Amor del Álamo, AsDones ANC
Anna Drets
Anna Durany
Àngels Casals, AsDones ANC
Àngels Pujol i Giménez, AsDones ANC, Ca la dona
Anna Sastre
Arantxa Ureta, AsDones ANC
Beatriu Masia i Masia
Bel Olid
Betlem C.Bel
Carme Andrade, AsDones ANC
Carme Hurtado, AsDones ANC
Carme Porta
Carmen Pérez Sánchez
Cori Torroja, AsDones ANC
Cristina Pallarès i Jumilla
Elena Fonts
Elisabet Almeda
Encarna Bodelón
Ester Rocabayera
Fina Rubio i Serrano
Fúlvia Nicolàs
Glòria Tibau
Isa Garnika, Xarxa de Cures
Laia Mauri i Baraza
Maria Catà, AsDones ANC
Maria Marcos
Maria Olivares i Usac
Mari Pau Trainer
Mariona Chavarria
Marta Macias
Marta Roqueta
Mercè Otero-Vidal
Mireia Bofill i Abelló
Mònica Morros i Serra
Montse Pineda Lorenzo
Montse Vila
Montserrat Higueras, AsDones ANC
Muntsa Otero-Vidal
Nati Veraguas Aguilera
Núria Alcaraz
Núria Becerra Vilatovà
Núria Vergés
Pilar Rebaque
Paula Castellví
Patsilí Toledo
Roser Pineda
Roser Ros Riu, Dones no estàndards, AsDones ANC
Sara Cuentas
Sílvia Aldavert Garcia
Sònia Herrera
Tània Verge
Teresa Martínez i Pastor
Tona Gusi
Tònia LaTorre, AsDones ANC