CUP - Crida Constituent: "Una república de todas y para todas las personas"

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Partidos Políticos

 

programaelectoralCUP21D copia

 

Las listas de la CUP son más bien cortas, de 10 personas. Las circunscripciones de Barcelona y Tarragona las encabezan hombres, por Girona y Lleida son mujeres. 10 y en "cremallera", o casi,  por Barcelona, Girona y Lleida, no así en Tarragona donde la encabezan 2 hombres.

Por Barcelona, encabeza la lista Carles Riera, y en los números pares van: María Sirvent, Maria Ballester, la escritora Bel Olid, Maria Rovira y Núria Gibert.

Por Tarragona y en los números 3, 5, 6, 8 y 10: Èrica Bel, Lurdes Quintero, María Mestre, Montse Sans y Nuria Rodríguez.

En Girona está encabezada por Natalia Sánchez y en los puestos 1, 3, 7 y 9: Laia Pèlach, Sylvia Barragan, Mireia Tresserras y África Muntaner.

Y finalmente, por la circunscripción de Lleida la número 1 es Mireia Boya y en los números 4, 5, 6, 7: Xènia Antona, Aida Sanuy, Mar Vicente, Rosa Peñafiel y Günes Öztürk.

 

El Programa electoral de la CUP tiene 72 páginas. De los 280 puntos que hay (de hecho 279 ya que el 155 no existe), es pertinente leer en el capítulo IX. Modelo de República en las páginas 46, 47 y 48, en el punto 181, apartado 1. Por una república feminista, también en los puntos 182 al 185 y en el apartado 3. Por una República con pobreza cero .... del punto 190 al 193. Es donde se exponen las políticas feministas más específicas.


IX. Modelo de República

Para la CUP-Llamada Constituyente la República debe garantizar los derechos sociales y políticos, tiene que trabajar por la construcción nacional de los Països Catalans, para una sociedad justa, que acabe con un capitalismo que genera miseria y que se enfrente con el patriarcado que impone desigualdades.

Se trata de lograr el control popular de todas las soberanías, es decir "no estar sometidos a ningún otro poder que no sea la voz del pueblo para decidir sobre todo lo que nos afecta: política, energía, alimentación, urbanismo, sanidad, educación, etcétera.

Una República donde los elementos básicos son: socialismo, feminismo, ecologismo, anticapitalismo, radicalidad democrática y la lucha contra la corrupción. Para construirla es necesaria la participación de todas las personas que viven aquí, sea cual sea su condición social, lengua o lugar de origen. "Una república de todas y para todas las personas".

 

Por una república feminista

La CUP denuncia la visión de la sexualidad meramente reproductiva, la división sexual del trabajo y la concepción del sexo y del género como naturales. Desde el sexismo, el machismo y la heteronormatividad se considera como único modelo de estructura social la familia tradicional, olvidando derechos individuales y favoreciendo desigualdades.

Para ellas, las políticas de derechas y la privatización de servicios sociales afectan directamente a las clases populares y los col·lectivos más marginados, perpetuando así el sistema patriarcal y capitalista. Es por ello que su propuesta sitúa a las mujeres y la diversidad sexual y de identidad de género en el centro de su proyecto para la República. El feminismo y la liberación sexual ponen la vida en el centro de todas las políticas, contrariamente a lo que se hace desde la supremacía del capital.

 

Políticas públicas que tengan la perspectiva de género de forma transversal

Promoverán y implantaremos políticas públicas: contra la violencia de género; de aborto libre y gratuito dentro del sistema sanitario público; reparto del trabajo productivo, doméstico y de cuidado.


Contra el sexismo, la homofobia y la transfobia

Hay que eliminar cualquier discriminación por opción sexual o identidad de género, por el derecho de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales a vivir en libertad su sexualidad; penalización de la publicidad sexista y heteronormativa; educación que genere conciencia no patriarcal; empoderamiento de las mujeres; derechos de las trabajadoras sexuales; finalización de la discriminación salarial y laboral por motivos de género.

 

Acabar con la discriminación y las diferente violencias machistas

Para romper con las raíces de este sistema estructural: Impulsar un Observatorio de las Violencias Machistas de los Països Catalans; Hacer un despliegue efectivo de la Ley 17/2015 de igualdad efectiva de mujeres y hombres y la Ley 5/2008, de 24 de abril, del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, para la realización de los cambios legislativos necesarios y la transversalización de la perspectiva feminista en todas las iniciativas políticas; Recuperar la gestión pública de todos los servicios de la red de atención y recuperación integral de las mujeres que sufren violencia machista y fomentar la formación feminista a todo el personal público; Mantener la fiscalía única para violencia de género y garantizar procesos judiciales rápidos y las medidas de protección que ya existen, como la orden de alejamiento; Apoyar económicamente a las mujeres en situación de violencia de género; Facilitar el acceso a una vivienda digna y, a nivel municipal, crear redes de coordinación entre los diversos servicios municipales implicados en los casos de violencia de género; Campaña institucional - junto a entidades y grupos feministas- de sensibilización contra las agresiones sexuales y los acosos machistas con el objetivo de erradicarlas de espacios públicos y de ocio; Elaborar protocolos de respuesta institucional contra las agresiones sexistas, los centros educativos y los espacios públicos y de ocio; sensibilizar a la población joven sobre las relaciones abusivas; Los centros sanitarios deberían disponer de consultorías sobre la sexualidad; Formar al personal sanitario para poder detectar casos de violencia de género y acompañar a las mujeres.

 

Economía feminista

Potenciar el Observatorio para la Igualdad y realizar estudios de uso del tiempo para visibilizar la división sexual del trabajo; Elaboración e incorporación de indicadores no androcéntricos de Desarrollo Humano y de Riqueza que tengan perspectiva de género en seguimientos periódicos; Los servicios públicos y sociales dedicados al cuidado como pilares básicos para el desarrollo de las comunidades y la soberanía reproductiva: guarderías, servicios de apoyo a las personas mayores y las personas con discapacidad; Incluir cláusulas de paridad para contratos públicos y licitaciones de obras públicas por empresas candidatas.

 

Coeducación en los centros educativos: escuelas, institutos y universidades

Revisar currículos; Incluir a las mujeres como sujeto activo de la historia; formación profesorado.

 

Garantizar el derecho a decidir sobre el propio cuerpo y el derecho al aborto libre y gratuito

Despliegue de todos los protocolos y mecanismos para favorecer los derechos sexuales y reproductivos, especialmente de las mujeres bisexuales, trans y lesbianas; Campaña institucional, conjuntamente con entidades y grupos feministas, de información sobre la interrupción del embarazo y sobre los derechos sexuales y reproductivos.


Salud de las mujeres

Plan integral sobre la salud de las mujeres; Garantizar unas prácticas médicas que tengan en cuenta la especificidad de géneros y la mejor calidad de vida y no un control sobre los cuerpos al servicio de las farmacéuticas; Crear institutos de investigación que investiguen y desarrollen protocolos sobre la morbilidad diferencial.

 

Consideraciones y críticas

Cabe decir que en el "construir República" de la CUP, se habla siempre de un proceso constituyente abierto a la participación. Hecho, este, que los colectivos de feministas para la Independencia y la República reivindican fuertemente.

Se propone reconocer los derechos de las trabajadoras sexuales sin entrar en la consideración conceptual que tanto se debate en las organizaciones de mujeres.

Recoge reivindicaciones del movimiento feminista como son: penalización de la publicidad sexista y heteronormativa; hacer las campañas institucionales conjuntamente con entidades y grupos feministas, tanto las de sensibilización contra las agresiones sexuales y acosos machistas como las de información sobre la interrupción del embarazo e información de los derechos sexuales y reproductivos.

Y reivindicaciones de grupos feministas y ONGs con visión de género al pedir la elaboración e incorporación de indicadores de Desarrollo Humano y de Riqueza que tengan perspectiva de género, así como crear, para mejorar la salud de las mujeres, institutos de investigación que trabajen y desarrollen protocolos sobre la morbilidad diferencial.

Hace una semana, en una conversación y mini debate por twitter de dos periodistas feministas de La Independent con la cabeza de lista por la circunscripción de Lleida, Mireia Boya y con Laia Sentis, concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Vilafranca, se trató el tema de la relevancia de tener como cabeza de lista una mujer o un hombre. Boya se declaró cabeza de lista con igualdad con el resto de cabezas de lista y nos señalaba, como también lo hacia Sentís, la visión centralista que tenemos del territorio que denota dar por supuesto que la o el presidenciable es de la lista de Barcelona. ¡Es verdad! Sin embargo el resto de listas sí presentan como futuro Presidente o futura Presidenta a quien va en primer lugar en la lista por Barcelona. Así desde los medios se continúa visibilizando mucho más este candidato o esta candidata. Y también está pasando con Carles Riera mucho más entrevistado que el resto de personas da la candidatura no personalista de la CUP -Procés Constituent.