La lista de Junts per Catalunya ha primado los cargos represaliados

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Partidos Políticos

 

 Puigdemont 21D.jpc

 

Listas cerca de la paridad pero alejadas del modelo "cremallera". Las mujeres, sólo una primera de lista, por Girona, una segunda en Tarragona y una tercera en Lleida.

Junts 21D

 

 

La lista de Junts per Catalunya, que cuenta con mucha gente independiente y con el PDCAT en un  segundo término para conseguir "la restitución del Gobierno legítimo de la Generalitat", está encabezada en la circunscripción de Barcelona por el President Carles Puigdemont (en el exilio), tiene como número 2 a Jordi Sánchez (que ha dimitido como presidente de la ANC para ser candidato a diputado, encarcelado actualmente en Soto del Real), como número 3 a la Consellera d' Ensenyament Clara Ponsetí (también al exilio), como número 4 al Conseller de la Presidència Jordi Turull (hasta hace pocos días encarcelado en Estremera) y como número 5 a la última directora del Instituto de las Letras Catalanas, Laura Borràs. Los números 6 y 7 corresponden al Conseller d' Obres Públiques Josep Rull (como Turull encarcelado también hasta hace pocos días en Estremera), y como número 7 al Conseller d' Interior Joaquim Forn (que aún está preso en Estremera). Y sigue como número 8, Eduard Pujol (el hasta ahora Director de RAC1). No es hasta los lugares 9 y 10 que vuelven a aparecer las mujeres con Aurora Madaula y Elsa Altardi (la portavoz y hasta ahora la más visibilizada en los medios de comunicación). Y de aquí pasan ya a los lugares 14 y 15 y al 19, 20 y 21.

Aunque de la lista de la circunscripción de Barcelona de 85 personas, 40 son mujeres, esta paridad merma visiblemente al estar muy lejos del sistema cremallera, que encadena una persona de cada género. Depende pues del número de escaños conseguidos que la representación parlamentaria por Barcelona sea o no paritaria. Un dato a destacar es que la primera no represaliada por esta lista y por tanto sin posibles juicios pendientes es Laura Borràs, la hasta ahora Presidenta de l'Institut de Les Lletres Catalanes.

En cuanto a las otras tres circunscripciones las mujeres ocupan por Tarragona los sitios 2, 4, 6, 9, 13, 15, 16 y 17 de 18 personas. Por Girona, a destacar que la cabeza de lista es Gemma Geis y la tercera la alcaldesa de Girona Marta Madrenas, los lugares donde las mujeres son 1, 3, 9, 10, 13, 15 y 16 de 17 personas (curiosamente lista cremallera sólo al principio y nada paritaria en número. Y por Lleida son los números 3, 5, 6, 7, 9, 11 y 13 de 15. Por lo tanto las tres listas lejos del modelo cremallera y difícilmente paritarias en escaños.

 

Políticas de género o feministas


Junts per Catalunya se manifiesta "comprometida radicalmente con las políticas de género. La perspectiva de género debe ser transversal en todos los ámbitos sociales. Este será nuestro campo de batalla. Si queremos ser una país con igualdad de trato y de oportunidades para todos, tenemos que garantizar que no haya discriminación por razones de sexo". Esta formación política parte de la contradicción que representa tener la generación de mujeres mejor formadas de la historia y que en cambio no tengan puestos de responsabilidad y toma de decisiones y que por tanto se pierda todo este talento "por culpa de obstáculos a menudo invisibles ".

Durante 4 páginas de las 90 de su  programa electoral, de la 10 a la 13, Juntos por Cataluña expresa que el feminismo del siglo XXI, es un feminismo 4.0. que debe basarse en el optimismo, la complicidad, la corresponsabilidad, la transversalidad, la libertad y la dignidad.

Queda desglosado en los siguientes articulado:

 

Las mujeres sujetos de pleno derecho

Contra la lacra del machismo, la explotación sexual y la prostitución.


Lucha contra la violencia machista

Juntos por Cataluña afirma que la lucha contra la violencia contra las mujeres es una de sus prioridades, y por eso le dedica un apartado concreto. A su juicio "la violencia machista tiene unas particularidades que hacen difícil el abordaje integral porque se vinculan aspectos emocionales, psicológicos, actitudes culturales de dominio y sumisión y todos aquellos que tienen que ver con la falta de autonomía y libertad de las mujeres".

Ante este problema estructural, la formación propone tratar globalmente desde la prevención, la sensibilización, la educación, la atención y la actuación policial y la actuación de la justicia, etc. "Hay que borrar del imaginario colectivo los modelos tradicionales de relaciones entre sexos basadas en el poder y transmitir nuevos modelos de relación y de solución de situaciones conflictivas".

 

La sociedad y las futuras generaciones deben contar con referentes femeninos

"Pacto de país" contra la brecha salarial. Incentivar el liderazgo femenino en el ámbito laboral y empresarial. Acabar con la penalización de la maternidad o el trabajo no presencial. Favorecer proyectos de mujeres emprendedoras. Guías de contratación en materia de igualdad en las administraciones.

 

Los trabajos de cuidado deben ser compartidas por todos

Horarios laborales más racionales favoreciendo la conciliación y una distribución más equitativa de las tareas de cuidado. Permisos de maternidad y paternidad de 16 semanas por cada miembro de la pareja, voluntario y no transferible.

Representación mediática de las mujeres más igualitaria. Trabajo conjunto entre las instituciones y los medios de comunicación para superar los estereotipos discriminatorios.

 

Las propuestas de Junts x Catalunya

Redacción de un nuevo Plan de Políticas de Género del gobierno de Cataluña.

Incorporación la perspectiva de género en las políticas públicas de todo el gobierno de la Generalitat a través de formación específica y consolidación de los referentes de género en la administración.

Desplegar la ley de igualdad efectiva entre mujeres y hombres 17/2015.

Relanzar el Consejo Nacional de Mujeres de Cataluña.

Poner en marcha actuaciones dirigidas a mujeres con discapacidad con el fin de impulsar su participación.

Promover un pacto nacional contra la violencia machista y redactar un nuevo programa de intervención integral. Reordenar la red de atención y recuperación integral para las mujeres y sus hijos e hijas para dar una atención integral a las mujeres víctimas de violencia machista. Visibilizar otras formas de violencia machista más allá del ámbito de la pareja. Impulsar programas de prevención de relaciones abusivas y comportamientos machistas entre jóvenes y adolescentes. Abrir un plan de recursos específicos para mujeres agredidas sexualmente.

LGTBI. Velar por el cumplimiento de la igualdad de trato y no discriminación, y garantizar los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexual, e intersexuales, especialmente en aquellos ámbitos como la enseñanza, la sanidad y los servicios sociales, o la seguridad. Protección integral especialmente en aquellas franjas de edad de formación o de mayor dependencia como son la infancia, la juventud y la tercera edad. Reducir la incidencia del VIH con un Plan de acción específico. Desarrollar políticas activas de apoyo a las familias de lesbianas y de gays, y para poder acceder a las técnicas de reproducción asistida, incluidas las de gestación por sustitución, y garantizar todos los derechos de los niños nacidos por este tipo de gestación. Iniciativas de difusión de los derechos y la diversidad familiar LGTBI, "derechos que deben inscribirse en el futuro marco legal de Cataluña como nueva república independiente".

 

Consideraciones y críticas

El ICD ha estado la última legislatura bajo las áreas de gobierno del PDCAT con la presidencia de la conservadora María Teresa Pitarch, ahora ya fuera del PDCAT, y que se presenta como cabeza de lista de la candidatura Convergents de la Plataforma Nueva Convergència, seguida de Germà Gordó y de Sílvia Requena.

En cambio las políticas de género en la Cooperación catalana llegaron con mucha fuerza gracias al equipo que dirigió la independiente Marta Macias, abogada y gestora, y su equipo al frente de la Dirección General de Cooperación al Desarrollo, consiguiendo que todos los proyectos debieran incluir transversalmente la visión de género, tal y como consta en el Plan Director aprobado por el Parlamento de Cataluña.

Desde el movimiento feminista son muchas las críticas que se han realizado al PDCAT en las gestiones anteriores del ICD en varias de estas políticas de género: la falta presupuestaria de las partidas para luchar contra las violencias machistas y la falta de consenso con los colectivos de mujeres expertas en este trabajo; el entorpecimiento y falta de desarrollo de la ley de igualdad efectiva entre mujeres y hombres 17/2015; la falta de ambición y perspectiva del ICD tanto en cuanto a la relevancia del Consejo Nacional de Mujeres de Cataluña, como en el apoyo a las actividades de los colectivos de mujeres periodistas para trabajar el eje de Mujeres y Medios de comunicación; casi tres años después de la aprobación de la Ley 11/2014, se ha hecho muy poco por las políticas de diversidad de orientación sexual y de identidad de género; Y finalmente, la apuesta que hace Junts per Catalunya  en el apoyo a las nuevas técnicas de gestación por sustitución está entre los temas más controvertidos hoy entre los colectivos feministas.