Reino Unido: ¿May y Foster una difícil alianza para el Bréxit?

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Partidos Políticos

 

     May y Foster

La Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, del partido Conservador, en abril de este año, tomó la decisión de celebrar elecciones anticipadas, previstas para el 2020, después de haber dicho que no lo haría.

 

Su idea era aumentar los puestos de su partido en el Parlamento, que contaba con 331 escaños y reafirmarse un liderazgo político con miras a negociar, con la Unión Europea, las condiciones del Brexit

Pero nunca mejor dicha aquella frase de Aristóteles o Maquiavelo, filósofos a los que se les atribuye la frase de “La política es el arte de lo posible”, las elecciones son impredecibles.  Este ocho de junio, fecha de celebración de elecciones generales, a Theresa May, la apuesta llena de incertidumbres, no le salió bien. Aunque gano las elecciones y ella fue reelegida en su escaño, por la circunscripción de Maidenhead (Sur de Inglaterra), su partido, perdió la mayoría absoluta que, en 2015, lograra su antecesor David Cameron

A falta de mayorías, lo que sigue, es lo que se conoce como “Hung Parliament” Parlamento colgado, que ocurre cuando ninguno de los dos partidos tradicionales obtiene la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, lo que obliga, en este caso, a los conservadores a pactar con otros partidos para poder gobernar.

El Partido Conservador, pasó de controlar la Cámara de los Comunes con una amplia mayoría (331 a 322), para que un partido británico pueda formar gobierno, la cuota fijada es de 326 escaños. Según el último sondeo a pie de urna, la BBC ha informado que los Toris se acercarían más a la mayoría absoluta tras conseguir 322 escaños, 4 menos de los que necesita, lo que ha obligado a Theresa May a buscar a su tradicional aliado DUP

May, ha pedido el apoyo del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés) liderado por Arlene Foster y conocido por su postura euroescéptica, ellos votaron el Brexit, por lo que serán pieza clave en las negociaciones. El DUP, antiguo aliado de los Toris aumentó 2 escaños. Pasó de tener 8 a 10 diputados, apoyo que la Primera Ministra necesita para mantenerse en el poder.

Por su parte, el Partido Laborista, habitualmente opuesto a los conservadores, liderado por Jeremy Corbyn, ha salido beneficiado en estas elecciones, apoyado por los jóvenes y los abstencionistas, en un inesperado resultado, ganó 31 puntos más de los que tenía, logrando posicionarse con 261 asientos.

En entrevista por televisión, Corbyn, tras conocerse el resultado electoral, ha dicho, que Theresa May, ha cometido un error al convocar elecciones anticipadas y que su futuro como Primera Ministra ha sido puesto en duda, le pidió que dé un paso atrás, al no cumplir el objetivo de fortalecer su gobierno. Corbyn que fuera elegido por el Partido Laborista por su férrea postura contra del brexit, cambio de opinión cuando ganó en las elecciones la salida del Reino unido de la Unión europea. Durante la campaña prometió respetar la decisión de los británicos y buscar una salida lo menos traumática posible.

En el partido conservador, las inconformidades por el resultado electoral no se han hecho esperar, sus copartidarios, han dichoque la señora May se comprometió a ofrecer "estabilidad" si los Tories obtenían el mayor número de votos, como se esperaba. La Diputada conservadora, Anna Soubry, dijo que debería "considerar su posición" y asumir la responsabilidad personal de una campaña "espantosa" y un manifiesto "profundamente defectuoso" después de elegir ir a las urnas tres años antes con la esperanza de aumentar sus escaños

Las opiniones están divididas, mientras algunos analistas políticos y miembros de su partido consideran que Theresa May, tiene la obligación de permanecer en el cargo por ser la líder del partido con más votos, otros consideran que la Primera Ministra debe dimitir. Sin embargo, los principales medios de comunicación incluida la BBC, informan que May no renunciara, pero se especula que enfrentara un gran desafío a su mandato en la votación Parlamentaria del próximo 28 de junio, en el llamado Discurso de la Reina, donde los parlamentarios votan el programa legislativo

El discurso de la Reina, pronunciado ayer miércoles por Isabel II, ante el Parlamento británico, da comienzo a la legislatura tras las elecciones. El discurso previsto para el lunes fue pospuesto por la derrota electoral. Se basó en el programa legislativo de Theresa May, centrado en dos temas principales, brexit tema que no fue claro y terrorismo, asunto que preocupa mucho a los británicos tras los atentados en Manchester y en Londres, sobre el que ha dicho que revisara la legislación antiterrorista

El panorama político no solo esta enrarecido por la derrota electoral, sino por los últimos acontecimientos terroríficos que han marcado una tendencia de incertidumbre en la sociedad británica. A las constantes protestas en contra del brexit, ahora se suman las protestas por la mala gestión del gobierno en la tragedia de la Torre Grenfell

En la convocatoria a las manifestaciones anunciada por redes sociales, informan la intención de derrocar al gobierno. La imagen que la comunidad tiene de la Primera Ministra es desafortunada, la encuentra fría y distante, no solo porque no se presentó a ningún debate durante su campaña electoral, sino que, cuando visito la Torre Grenfell, solo quiso reunirse con los servicios de rescate para tranquilizarlos, olvidando a las víctimas del incendio

La Alianza DUP y el Partido Conservador

Todo parece indicar que la Alianza del DUP y el partido conservador, no será tan fácil como lo tenía previsto la primera ministra. Las críticas de algunos diputados de su partido por las negociaciones a cambio de los votos del DUP, centradas en los acuerdos económicos, como inversión y rebaja de impuestos, han generado malestar en el Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte

Ayer miércoles, la Primera Ministra, no había logrado llegar a un acuerdo sobre las negociaciones con los del DUP, lo que hace tambalear el buen desempeño de la Agenda legislativa en temas tan importantes como el Brexit, la ley que deroga el Acta de adición de Reino Unido a la Unión Europea, las leyes sobre aduanas, el comercio y la Inmigración

La alianza, que no es una coalición entre el partido conservador y el DUP, sino una fórmula de apoyo de los Diputados unionistas a decisiones importantes del gobierno, como los presupuestos o el Brexit, permitiría a Theresa May, gobernar y sacar adelante su programa legislativo que debe ser votado por todos los diputados este 28 de junio

El DUP, es un partido ultraconservador, en un país donde los valores religiosos juegan un papel importante, donde el aborto es ilegal y el matrimonio gay es penalizado, fue  fundado por Ian Paisley un controvertido pastor protestante, norirlandés, fundador de la iglesia libre presbiteriana, protestante fundamentalista y anticatólica, ha pasado de ser un partido de protesta a un partido de poder no solo en Irlanda del Norte, sino en todo el Reino Unido