Las mujeres más vulnerables al Sida por la desigualdad

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Salud - VIH-SIDA

 

sida 22

 

Según ONUSIDA en el mundo hay 16 millones de mujeres contagiadas del VIH, representan el 50% de personas adultas que están contagiadas del virus, y según la OMS, es la principal causa de muerte a nivel mundial, de mujeres en edad reproductiva.


En 2013, el 60% de todas las infecciones a nivel mundial, fue en niñas adolescentes y mujeres jóvenes; mil mujeres jóvenes contraen el VIH cada día.

Hay entre hombres y mujeres con el VIH proporciones diferentes según países y regiones. En África subsahariana, las mujeres representan el 58% de las personas adultas contagiadas. Oriente Medio y África del Norte constituyen el 39%. En América Latina, el 30% de personas adultas con VIH son mujeres, y en el Caribe las mujeres son el 50%. En Asia meridional y Sudeste Asiático en 2013, las mujeres contagiadas constituían el 38%. En Asia el colectivo de mujeres contagiadas esta creciendo, los porcentajes son; 1990 el 20%, subiendo al 38% en 2013. En Europa Occidental y Asia Central las mujeres representan el 36% de personas adultas con VIH.
El mayor contagio entre niñas y jóvenes esta situado en el África Subsahariana, y el porcentaje, una por cada cuatro contagios.

Los principales factores de contagio de mujeres y niñas del VIH son; la violencia, y  la desigualdad en las relaciones entre hombres y mujeres. El aumento entre jóvenes en Sudáfrica es de un 11,9% a un 13%.

En 14 países del mundo se han dado casos de esterilizaciones y abortos forzados en mujeres contagiadas. A estas mujeres se les esta violando los derechos sexuales y reproductivos.

Según un estudio de la OMS, a las mujeres con VIH, se las estigmatiza y viola el derecho de propiedad y de herencia, este informe fue realizado en nueve países (Camerún, Ghana, Kenia, Malawi, Nigeria, República Unida de Tanzania, Ruanda, Uganda, y Zimbawe). En países donde las mujeres tienen mayor riesgo, las leyes que las protegen son débiles, por lo que se refuerza la sumisión, especialmente en cuanto al derecho al divorcio, a heredar bienes, contratar, demandar y atestiguar ante tribunales, abrir cuentas bancarias y decidir tratamientos médicos. En África Occidental y Central a las madres seropositivas se las considera criminales con respecto a todas las leyes sobre VIH, leyes que prohíben estar embarazadas o amamantar, para no transmitir el virus.

 

 

01 WhatWeDo HIVandAids 675x350

 

La cobertura para los tratamientos del VIH en países de bajos o medios ingresos, llega sólo al 34% de personas necesitadas. También en mas de la mitad de 21 países con prioridad en el Plan ONUSIDA, no se logra cubrir las necesidades de planificación familiar, al menos en el 25% de mujeres casadas.

Tampoco la información consigue llegar, sobre todo a las adolescentes de entre 15 y 19 años. Cada vez más los gobiernos están reconociendo la importancia que tiene la desigualdad de género en las respuestas contra el sida. Según ONUSIDA sólo el 57% cuentan con presupuestos específicos para las mujeres, (informes proporcionados de 104 países ). 

Según la estrategia de ONUSIDA 2011-2015, la respuesta al VIH debe situarse en el nuevo contexto mundial. Desde que se adoptaron los compromisos históricos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Declaración de compromiso sobre el VIH y el sida de 2001, el mundo ha cambiado mucho. Las ortodoxias políticas y económicas que prevalecían han cedido ante la crisis financiera, y los países con economías emergentes debaten y establecen las agendas mundiales.

En una buena parte de África, la autocracia y la mala gestión económica han dado paso a un crecimiento significativo, habiendo mejorado la gestión pública.

En este contexto que cambia rápidamente, la respuesta mundial al sida se encuentra en un punto
decisivo, en el que se corre el riesgo de retroceder en los progresos realizados. Se calcula que en 2009, 2,6 millones de personas contrajeron el VIH, y 1,8 millones murieron. Sólo un tercio de los 15 millones de personas seropositivas que necesitan tratamiento de por vida lo están recibiendo. Las nuevas infecciones siguen superando al número de personas que inicia el tratamiento, mientras que la tendencia al alza en la provisión de recursos se estancó en 2009.

 

Llegiu també:

 XI Jornades sobre la interrelació entre violències masclistes i vih