CSW60 ECOSOC por las mujeres

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Organizaciones sociales

    CSW59 FINAL 675px landing page-01

 
Se compromete ECOSOC a incorporar el tema de mujeres en el post 2015

No habrá desarrollo sin las mujeres, nada de lo que se haga a partir de 2015 por el mejoramiento humano y económico será exitoso si no se incorpora la comprensión y el compromiso que haga justicia y promueva el desarrollo femenino en todo el mundo.

Eso debe hacerse por ética y por razones económicas, así lo reconocieron cinco de las principales dependencias del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC por sus siglas en inglés), durante la última mesa redonda de alto nivel en el marco de la 59 sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW59) que evaluó el cumplimiento de la Plataforma de Beijing acordada en China hace 20 años.


Las dependencias de ECOSOC se comprometieron a trabajar de la mano de la CSW, acelerar sus compromisos a favor de incorporar la perspectiva de género en sus acciones y valorar los aportes de las mujeres al desarrollo.
Este hecho fue calificado durante la discusión, por Marcela Eternod, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres), como de gran importancia para continuar avanzando en la igualdad real y la justicia a las mujeres.
El valor del compromiso de la ECOSOC podría significar un cambio más rápido para abatir la discriminación femenina y todas sus consecuencias: se trata de reconocer que no se ha hecho lo suficiente, dijo su presidente, el embajador austriaco, Martin Sajdik y enseguida se comprometieron las comisiones de Población y Desarrollo, de Desarrollo Social, del Crimen y Prevención del Delito, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo y el Foro Permanente de Asuntos Indígenas.


Acelerar la atención a problemas como el de la violencia contra las mujeres, la trata, donde las víctimas en 70 por ciento son mujeres, según destacó Bente Angell-Hansen, responsable de la Comisión sobre el Crimen y la Prevención del Delito, muestran la urgencia de que las mujeres se beneficien del imperio del derecho, ante pendientes sustantivos.
La decisión de ECOSOC es de la mayor importancia, considerando que este órgano se ocupa de los problemas económicos, sociales y ambientales del mundo: tiene una amplia responsabilidad respecto del 70% aproximadamente de los recursos humanos y financieros de todo el sistema de las Naciones Unidas, incluidos 14 organismos especializados, 9 comisiones orgánicas y cinco comisiones regionales.


Se entiende que habrá una nueva fuerza y apoyo a la CSW, y podría significar un cambio trascendente en los próximos años. El compromiso de aplicar una visión de género para el proceso del post 2015, además, responde a una de las más grandes inquietudes manifestadas por este periodo de evaluación de la Plataforma de Beijing, donde se clarificó que no hubo suficiente inversión para empujar el avance de las mujeres, y se identificaron importantes lagunas, principalmente, de carácter ideológico en países que todavía se oponen a reconocer plenamente los derechos humanos de las mujeres.
Como lo planteado por la responsable de la Comisión del Crimen y Prevención del Delito, las otras comisiones describieron lo que han hecho en materia de género, pero reconocieron que hay importantes vacíos.
La mexicana Victoria Romero, vicepresidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología, afirmó que estamos en una grave omisión al no aprovechar el desarrollo de la ciencia, la tecnología, como por ejemplo la conectividad global que podría hacer avanzar a las mujeres, pero no es todavía aprovechada.Luego dijo que es hora de tomar las oportunidades en el post 2015, y llamó a canalizar esfuerzos ligados a los mandatos de la Plataforma de Beijing, para reequilibrar al mundo.


Se destacó en este foro la urgencia de implantar en todo el mundo un sistema judicial sensible al género, donde no solo haya plena participación de las mujeres, sino beneficios claros ante problemas urgentes y metas deseables como eliminar la violencia de género y prevenir los delitos contra las mujeres, asegurar una vida sin crimen para niñas y mujeres, resolver normas de buen trato a las prisioneras, atender los problemas juveniles y enfrentar la migración con acciones de justicia y no discriminatorias.
El presidente de ECOSOC, afirmó que se redoblarán los esfuerzos, aunque recordó que las comisiones ya han hecho un trabajo desde la perspectiva de género, pero se necesita trabajar más coordinadamente con todas las agencias de la ONU, con los países miembros y con la sociedad civil.