Venezuela al límite

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

 Marcha de mujeres en caracas

 

 

Mujeres de todos los rincones del país hicieron una marcha este 26 de febrero en Caracas, entregaron un comunicado que exigía al gobierno el cese de la represión y de la violencia


Las manifestantes protestan exigiendo garantías sociales, rechazan la inseguridad, la elevada inflación, la escasez de productos de primera necesidad, y la detención de varios de sus compañeros en las protestas.

La violación a los derechos humanos en Venezuela están a la orden del día, estudiantes, amas de casa, ciudadanos de todas las condiciones están saliendo masivamente a protestar, no cesa la ola de violencia en que se encuentra inmersa desde el 6 de febrero en casi todas las ciudades del país, es tan grave la situación y tanta la insatisfacción ciudadana que mujeres y hombres han perdido el miedo y están dispuestos a todo con tal de sacar a adelante a su país.

La semana pasada colectivos armados atacaron violentamente a una manifestación pacífica en Caracas, las cifras oficiales dan cuenta de 13 muertos y decenas de heridos, entre los muertos está una reina de belleza que se encontraba entre los manifestantes

La noche del lunes, un grupo de indignados opositores del gobierno que mantenían bloqueadas las avenidas de Altamira en el Municipio del Chacao fue dispersado con gases lacrimógenos y disparos de perdigones por la Guardia Nacional Bolivariana, en Mérida el sábado por la noche hubo un despliegue militar que tenía atemorizada a la población.

Las manifestaciones, según me cuentan parientes cercanos en Venezuela, se producen casi que espontáneamente, las convocatorias se hacen de voz a voz, o por las redes sociales, facebook, whats App, skype, debido a la censura que el gobierno ha impuesto a los medios de comunicación.

Al menos seis diarios del interior del país han dejado de circular por falta de papel periódico e insumos de impresión, 34 emisoras de radio cerradas y varias cadenas de televisión censuradas, y a muchas comunicadoras y periodistas, les han retirado las credenciales de prensa, las y los corresponsales internacionales han tenido que camuflarse con la población para poder informar desde sitios estratégicos.

Los manifestantes protestan exigiendo garantías sociales, rechazan la inseguridad, la elevada inflación (56% anual) la escasez de productos de primera necesidad, y la detención de varios de sus compañeros en las protestas.

 

Protesta de las mujeres

Hoy mujeres de todos los rincones del país marcharon en Caracas. Durante la llamada "Caminata por la Paz" miles de ellas vestidas de blanco y con flores blancas en la mano, caminaron desde la Conferencia Episcopal Venezolana, sede de la iglesia católica, hasta la Comandancia General de la Guardia Nacional, ubicada al oeste de la ciudad, donde entregaron un comunicado que exigía al gobierno el cese de la represión y de la violencia.

La marcha por la paz y por la vida, fue convocada por la Diputada opositora María Corina Machado y Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, Coordinador Nacional del partido Voluntad Popular, detenido en una cárcel militar acusado de los disturbios ocurridos en la protesta del 12 de febrero, en la que fallecieron 3 estudiantes.

 

Llamado de atención de la OEA

La Organización de Naciones Unidas (OEA) en Washington, ha tomado cartas en el asunto. Había convocado a una reunión extraordinaria del Consejo Permanente prevista para este jueves que fue suspendida por objeciones técnicas de Caracas; El tema fue puesto sobre la mesa por la Embajadora de EEUU ante esa organización Carmen Lomellín. Ante la preocupante situación de violación de los derechos humanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro, la Diplomática solicitó respeto por los derechos de expresión y congregación de la gente, e hizo un llamado al diálogo entre gobierno y oposición.

Frente al conflicto y sus soluciones, los países que conforman la OEA están divididos, Panamá, Canadá, Colombia, Perú y Chile hicieron eco al mensaje estadounidense abogando por espacios de conciliación para zanjar las diferencias, mientras los países del llamado ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), entre los que están Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Argentina, acusan a Estados Unidos de estar tras las protestas