Feministes peruanas piden la destitución de la ministra de la Mujer

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Salud - Salud sexual y reproductiva

Las principales organizaciones feministas peruanas solicitaron al presidente Ollanta Humala la remoción de la actual ministra de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES), Ana Jara, debido a que su perfil y posiciones públicas son incompatibles con los avances en materia de derechos humanos de las mujeres.

Mediante una carta, las directoras del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, DEMUS-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, el Movimiento Manuela Ramos, el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX) y Católicas por el Derecho a Decidir expresan su preocupación por las implicaciones del cambio de timón en el gabinete.

 

"La designación de Ana Jara como ministra del MIMDES, en el momento que se tiene que discutir la normatividad que regirá la naturaleza, la organización y las funciones de este ministerio, denota despreocupación por el rumbo de este sector, así como un alejamiento del compromiso vertido por su gobierno para los próximos cinco años", señalan en la misiva.

Tras reconocerse como una mujer pro vida, la ministra Jara, de la Iglesia Bautista La Gracia de Dios, expresó en una entrevista televisiva su respaldo a la sentencia del Tribunal Constitucional que limita la distribución gratuita del anticonceptivo oral de emergencia.

Para las feministas, el comentario de la ministra sobre la supuesta relación "sobrenatural" que establecen las víctimas de violencia sexual con el embarazo producto de esa agresión, legitima la "basurización del cuerpo de las mujeres", al tiempo que es una manifestación en contra de sus derechos sexuales y reproductivos.

"El gobierno del Perú no debe olvidar que el Ministerio de la Mujer es el Mecanismo de Adelanto al que se comprometió al suscribir la Plataforma de Acción de Beijing luego de la IV Conferencia Mundial sobre los Derechos de las Mujeres, promovida por las Naciones Unidas en 1995", precisan.

Le recuerdan al presidente Humala que "el Plan de Gobierno de Gana Perú constituye un compromiso públicamente asumido por su persona y que, por el bien de las mujeres y de la democracia, no debería convertirse en un documento de trámite para ganar las elecciones".

"Miles de mujeres apostaron por esa propuesta, no sólo buscando alejar al país del retorno de una dictadura, sino también por los lineamientos que ésta prometía en materia de sus derechos humanos", señalan.

Asimismo, le demandan el cumplimiento de los compromisos asumidos en su Plan de Gobierno en materia de salud sexual y reproductiva, violencia, igualdad de oportunidades y no discriminación.

Entre los compromisos que las instituciones feministas le recuerdan al presidente están: la aprobación del protocolo de aborto terapéutico como lo exige Naciones Unidas; garantizar el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres; el acceso a métodos de planificación familiar -incluyendo la anticoncepción oral de emergencia (AOE)-; la despenalización del aborto; y la disminución del embarazo adolescente. Igualmente, la implementación del Plan Nacional Contra la Violencia Hacia la Mujer, vigente con el debido presupuesto y la investigación exhaustiva y judicialización de los crímenes violatorios de derechos humanos. Además, afirmar los derechos en la igualdad de género, garantizar los derechos humanos de las personas con diferente opción sexual y establecer un Estado laico y social de derecho descentralizado.

Jara remplaza en esa cartera a la exministra Aída García Naranjo desde el 10 de diciembre del 2011.